Diputados priistas niegan episodio de violencia en el Congreso de Yucatán

Publicado mayo 16, 2020, 8:49 pm
FavoriteLoadingAdd to favorites 4 mins

MÉRIDA, 16 de mayo de 2020.- Las diputadas priistas Karla Franco Blanco y María Teresa Moisés aseguraron que ninguna de ellas ha sido víctima de amenazas e injurias, ni de manera individual ni en presencia de alguien más, por parte de su coordinador de bancada, Felipe Cervera Hernández.

Por su parte, Cervera Hernández denunció que es víctima de una campaña de ataques personales para “desviar la atención de otros temas que también son importantes.

En nota aparte informamos de un episodio de violencia en el Congreso que involucra a Cervera Hernández, presidente de la Junta de Coordinación Política del Legislativo, quien presuntamente amenazó verbal y físicamente a las diputadas de su partido Karla Franco Blanco y María Teresa Moisés Escalante.

Los hechos ocurrieron en el cubículo de una de las legisladoras, donde irrumpió Cervera Hernández para amenazarlas y exigirles que votaran contra el plan de reactivación económica en el pleno, el cual se aprobó el jueves en la Comisión de Presupuesto.

Al respecto, las legisladoras aseguraron que “ninguna de nosotras ha sido víctima de amenazas e injurias ni de manera individual, ni en presencia de alguien más, por parte de Felipe Cervera Hernández”.

“Como cada diputada y diputado, trabajamos en total libertad legislativa para decidir el sentido de nuestro voto, en cualquier tema tratado en el poder”, argumentaron las diputadas.

Asimismo señalaron que “nunca hemos sido víctimas de agresión o falta de respeto por parte de nuestro compañero diputado; por el contrario, en todo momento se ha dirigido a nosotras de manera cordial, cabal y respetuosa”.

Por su parte, Cervera Hernández se quejó de “una intensa campaña de noticias falsas y de ataques personales basados de igual forma, en mentiras, contra un servidor”.

En un comunicado, agregó entre otras cosas lo siguiente:

-¿Quién está detrás de la campaña? Se deduce que la orquestan quienes se sienten agraviados por decisiones colegiadas del Congreso del Estado.

-Aparentemente, alguien decidió que la autorización del Congreso al Gobierno Estatal para endeudar aún más a Yucatán por mil 728 millones de pesos, recae sólo en mi persona.

-Lo anterior, además de carecer de razón y lógica, confirma el desprecio que algunos jugadores de la política local muestran por el Congreso.

-Pareciera que consideran poca cosa a los 24 diputados restantes de la LXII Legislatura.

-Es un insulto a 25 diputados, a la división de poderes y a reconocer al Congreso Estatal como contrapeso del Poder Ejecutivo.

-La descalificación es la salida fácil cuando no se tienen argumentos. Hoy se requiere de ideas no de insultos para enfrentar esta situación.

-Estoy a favor de la reactivación económica, de generar empleos para todos los sectores y apoyar de inmediato a quienes son afectados por las medidas que adoptó el gobierno estatal.

-Nunca estaré de acuerdo con el engaño, la simulación ni con lucrar con la necesidad del pueblo.

-Mantengo mi dicho y la razón lo sostiene. Defenderé lo que considero razonable y de mayor beneficio para Yucatán.

-En el Congreso del Estado cada diputado cuenta con un solo voto, y el mío está definido.