Diputados del PRI reiteran su aval al Paquete Fiscal 2020 de Mauricio Vila

Publicado diciembre 11, 2019, 2:56 am
FavoriteLoadingAdd to favorites 6 mins

Mediante un boletín, la bancada priista respondió a la presión de su directiva estatal y sus alcaldes de votar en contra del Presupuesto 2020 que presentó el Gobierno del Estado, que incluye nuevos cobros y un aumento de impuestos como una forma de compensar los recortes federales.

A continuación el comunicado de los legisladores tricolores:

Las y los diputados del PRI fuimos congruentes con el Paquete Fiscal Estatal 2020.

Como bancada, hemos concluido el proceso ordenado por la Ley para revisar detenidamente, corregir, modificar y mejorar el Paquete Fiscal para Yucatán en el año 2020.

Teniendo como prioridad buscar la mejor combinación de ingresos y egresos que garanticen mantener la forma de vida de todos los yucatecos y, ante el escenario económico adverso en el entorno nacional y la propuesta de la Administración Estatal, la bancada del PRI trabajó intensamente para revertir el impacto de algunos de los nuevos derechos e impuestos propuestos por el gobierno estatal, y también con responsabilidad para que no hubiera motivo para dejar de hacer obras en nuestros municipios.

Buscando el consenso con otras fuerzas políticas dentro del Congreso, propusimos dejar fuera del pago del nuevo impuesto por seguridad, que será cargado dentro del servicio domiciliar, a los sectores más vulnerables de la sociedad.

Insistimos para que cualquier ciudadano que pague 400 pesos o menos de servicio al bimestre, quedara libre de este nuevo impuesto.

Ante la pregunta de qué va a pasar con este nuevo cobro, en la bancada del PRI podremos contestar que hicimos todo lo posible, pero no tuvimos la mayoría y fue la bancada del PAN, junto con MORENA y Movimiento Ciudadano los que permitieron cobrarles aún a aquellos ciudadanos que más carencias tienen.

A pesar de no contar con la mayoría necesaria logramos acuerdos para exentar de ese pago a municipios, escuelas, centros de salud, sistemas de agua potable y en general a la población que más apoyo necesita.

Para garantizar que no se vea afectada la clase menos favorecida por la economía, votamos para que alrededor de 250 mil familias queden exentas de ese pago, es decir, los que menos tienen, principalmente del interior del estado, no pagarán. En lo que respecta a la clase media, motor de nuestra economía, se aseguró que ningún predio yucateco pague más de 290 pesos, independientemente del monto de su recibo.

Y todo esto para garantizar que Yucatán siga siendo el estado más seguro del país, y que el gobierno del estado no tenga pretextos, para asegurar que haya recursos para cuidar la seguridad, asegurar los programas sociales y apoyar al campo como los yucatecos requieren.

Se logró una nueva propuesta del Ejecutivo para el impuesto al turismo y sobre todo, hacer que quien más tiene pague más y no igual para todos los que viven de las actividades turísticas.

Logramos regresar el descuento al solicitar actas de nacimiento durante enero y que durante el mismo mes sean gratuitas para trámites escolares; eliminamos el cobro de derechos a repartidores que trabajan en plataformas y que van en bicicleta o a pie, logramos reducir las tarifas de carga y además, se logró incluir un artículo transitorio que obliga a la Administración Estatal a no aplicar los nuevos derechos sobre seguridad si la Administración Federal envía a Yucatán los recursos que nos corresponden, es decir, si el gobernador Vila Dosal y el presidente Andrés López Obrador se ponen de acuerdo y solucionan los temas presupuestales en relación a Yucatán podremos hacer las modificaciones para no hacer más ese cobro.

La bancada del PRI, a pesar de no tener mayoría en el Congreso del Estado, ha logrado todo lo anterior, protegimos el presupuesto de los municipios para que los yucatecos tengamos inversión pública en calles, centros de salud, centros educativos mejor equipados, mejoras en mercados y desarrollo urbano.

Siendo congruentes con el Paquete Fiscal 2020, ahora nos emplearemos a fondo a fiscalizar cuidadosamente el uso de cada peso por parte de la Administración Estatal.

El Ejecutivo del estado no tendrá excusa, se le han dado las herramientas para trabajar, ahora estaremos vigilantes que lo hagan en beneficios de todas las personas que vivimos en Yucatán.

Seguiremos defendiendo y velando por los intereses de Yucatán y de quienes aquí vivimos.