Devaluady: las mentiras del rector José de Jesús Williams

Publicado septiembre 10, 2018, 11:57 am
FavoriteLoadingAdd to favorites 3 mins

Radar Político/Columna

La Universidad Autónoma de Yucatán (Uady) se ve envuelta en luchas donde los estudiantes son carne de cañón de la ambición del rector por mantenerse en la rectoría.

En días pasados el rector anunció su intención por reelegirse. Esto implica que tiene que controlar al consejo universitario. Necesita que los consejeros maestros y alumnos le seleccionen de nuevo. El camino es fácil, ya que el consejo universitario ha estado entregado y vendido a todas sus necesidades. No entregan cuentas a nadie ni a nada.

Las tarjetas de crédito que poseen los directores con gastos ilimitados, sus viáticos ilimitados, choferes, autos a su disposición, gasolina ilimitada, adicionalmente a que manejan las plazas a su gusto y sin transparencia, le hacen que las pocas voces de oposición sean apagadas y acalladas muy fácilmente.

Las únicas excepciones han sido las luchas que llevan los alumnos, es decir, a quienes se debe la universidad.

En la Facultad de Derecho de la Uady, por ejemplo, se escogió a un consejero sin que se hayan llevado a cabo elecciones con un candidato único. ¿Como fue posible esto? Manipulando la convocatoria, es decir con la ley en la mano.

¡Que buenos abogados surgen de esas aulas, manipulando, mintiendo y yendo en contra de todos los valores democráticos! ¿Qué valores les enseñan estos maestros y la dirección espuria que tienen? Increíble ver como maestros ostentosamente líderes de abogados religiosos se ostentan como sus orgullosos maestros.

El rector está removiendo por todos los medios las aguas para asegurar su supervivencia. Sabe y conoce, que nunca ha existido un rector tan débil y cuestionado como él. Pero los alumnos están a punto de lograr algo que nunca se ha podido anteriormente, un cambio democrático en una universidad sin valores y alejada de la sociedad. El rector pisará todos los valores en su lucha intestina pata quedarse en el puesto.

Por cierto, desde el viernes solo dejan entrar al Campus Sociales Uady a quien acredite ser alumno, profesor, autoridad o administrativo de la universidad. Colas para entrar por los dos únicos accesos al campus. ¿Por qué la restricción a la libertad de tránsito en un espacio público? ¿Qué quieren evitar dar a conocer? ¿Esa es la transparencia universitaria? Continuará.

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.