‘Desorden’ en el RAN Yucatán pone en jaque el registro de títulos agrarios

Publicado septiembre 20, 2018, 5:28 pm
FavoriteLoadingAdd to favorites 4 mins

El desorden que priva en la delegación del Registro Agrario Nacional, reconocida por el mismo delegado Cástulo Ramírez García, ha propiciado que un empresario yucateco pague las consecuencias, ya que asegura que le fue retirado un título de propiedad que previamente ya le habían otorgado.

Hasta la fecha, luego de un amparo y hasta una audiencia de jueves agrario con Ramírez García, el empresario Benjamín Paredes Góngora aún no consigue que le sea liberado el título de propiedad de un predio ubicado en Umán.

El RAN argumenta “posibles inconsistencias”, pero de acuerdo con representantes legales del señor Paredes Góngora, ni el delegado ni el subdelegado han podido explicar convincentemente cuáles son.

Este asunto surge debido a que una vez que ya estaba en el Catastro para su registro el subdelegado, a nombre del delegado del RAN, solicitó que ya no se inscriba al Catastro y que sea devuelto a México, argumentando las mencionadas “posibles inconsistencias”.

Al solicitarles una explicación a los funcionarios del RAN, argumentaron que fue porque “hackearon” las computadoras de la dependencia y otras explicaciones que el empresario y sus representantes legales consideran no justificables para proceder de la forma en que lo hicieron.

En entrevista, el delegado Ramírez García reconoció que en su momento no sabía que le fue retirado el título al empresario, porque eso lo manejaba el subdelegado técnico, Juan Manuel Arvizu Rentería, quien desde el 31 de agosto ya no está asignado al RAN en Yucatán.

“Hace 21 días estuvieron en la audiencia(los representantes legales), en un jueves agrario, y en ese momento les explicaba que yo no tenía conocimiento que se había retirado el documento pues yo no había dado una instrucción en ese sentido, ya luego nos enteramos que estaba un oficio dirigido al subdelegado Arvizu Rentería, donde se pedía que no se entregara el título porque había que verificar previamente la regularidad jurídica del trámite”, declaró.

De acuerdo con sus representantes legales, el señor Paredes Góngora comenzó su trámite de título de propiedad en 2007 ante el RAN. Luego de cumplir con los trámites y requisitos, en 2014 le otorgan su certificado parcelario.

Salió el título de propiedad y el mismo RAN tuvo que inscribir este título en Umán y a la vez en Mérida, en el Catastro, para que posteriormente regrese al RAN y se entregue al dueño del predio.

El RAN registró el título de propiedad en Umán, incluso ya con el número del título de propiedad, el 1004357 con fecha 03/04/2018, emitido por el delegado Ramírez García.

Sin embargo, en la entrevista, el delegado afirmó que “el único que puede liberar una clave es nuestro director en jefe y aparentemente alguien ‘hackeó’ la clave del director y liberó claves de documentos no revisados”.

El funcionario agregó que él no puede inscribir ningún título de propiedad. “No puedo materializarlo si de México no me liberan una clave”.

Para los representantes legales, este desorden en el RAN está propiciando que su cliente salga perjudicado en un trámite que debió concluir hace mucho.

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.