Desinterés o ignorancia de municipios por sus ganancias federales por sitios arqueológicos

Publicado octubre 26, 2018, 8:03 am
FavoriteLoadingAdd to favorites 7 mins

Hasta el tercer trimestre del año, la afluencia turística a las zonas arqueológicas de Yucatán generó un apoyo federal superior a nueve millones de pesos, pero casi una cuarta parte es desaprovechada por 11 municipios que hasta el momento siguen sin efectuar el respectivo trámite ante la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP).

Hasta el momento, sólo el Ayuntamiento de Tinum, donde está Chichén Itzá y las Grutas de Balancanché, cuenta con la respectiva retribución correspondiente al pago del 5 por ciento por concepto por el ingreso a estos sitios, por lo que hasta el momento ya se recibió cerca de siete millones 200 mil pesos.

El Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) informó que en los primeros nueve meses del año, las 17 zonas arqueológicas abiertas al público fueron visitadas por dos millones 717 mil 803 personas, con un aumento del 3.6 por ciento en comparación con el mismo período de 2017, cuando la afluencia fue de dos millones 622 mil 687.

La derrama económica, por concepto del pago por el ingreso al sitio fue de unos 183 millones de pesos, del cual, la SHCP destina destinar el 5 por ciento al municipio donde se encuentra el sitio arqueológico, cuyo monto es de 9.2 millones de pesos, aproximadamente.

Sin embargo, el 22 por ciento del recurso federal es desaprovechado por 11 municipios, entre ellos, Mérida, cuyo monto fluctúan en dos millones de pesos.

Los municipios que no han efectuado el respectivo trámite son Santa Elena, donde está Uxmal, Kabah y Sayil, a excepción de Xlapac, cuyo ingreso es gratuito; Temozón, con Ek’Balam, y Dzibilchaltún, Mérida,

Asimismo, en Oxkutzcab está Labná y las Grutas de Loltún; Dzemul, por Xkambó; Tecoh, por Mayapán; Tixkokob, por Aké; Maxcanú, por Oxkintok; Acanceh, Tekax, por Chacmultún, y en Izamal, el acceso es gratuito.

A  Santa Elena le correspondería 830 mil pesos; Temozón, 470 mil, y Mérida, 365 mil pesos.

De igual forma, a Oxkutzcab le tocaría 113 mil; Dzemul, 81 mil; Tecoh, 48 mil; Tixkokob, 26 mil; Maxcanú, 17 mil; Acanceh, nueve mil, y Tekax, tres mil, aproximadamente.

Según el INAH, hasta el momento, ninguno de esos ayuntamientos ha solicitado tal beneficio federal, el cual se entrega luego de la firma de un convenio con la SHCP, que se concreta tan como lo establece el Diario Oficial de la Federación.

A consecuencia de ello, no pueden recibir el ingreso del 5 por ciento de los derechos que se recauden por el acceso a museos, monumentos y zonas arqueológicas propiedad de la Federación, que obviamente se encuentren en el territorio de cada municipio.

Hasta el tercer trimestre del año, la afluencia turística a las zonas arqueológicas de Yucatán generó un apoyo federal superior a nueve millones de pesos, pero casi una cuarta parte es desaprovechada por 11 municipios que hasta el momento siguen sin efectuar el respectivo trámite ante la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP).

Hasta el momento, sólo el Ayuntamiento de Tinum, donde está Chichén Itzá y las Grutas de Balancanché, cuenta con la respectiva retribución correspondiente al pago del 5 por ciento por concepto por el ingreso a estos sitios, por lo que hasta el momento ya se recibió cerca de siete millones 200 mil pesos.

El Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) informó que en los primeros nueve meses del año, las 17 zonas arqueológicas abiertas al público fueron visitadas por dos millones 717 mil 803 personas, con un aumento del 3.6 por ciento en comparación con el mismo período de 2017, cuando la afluencia fue de dos millones 622 mil 687.

La derrama económica, por concepto del pago por el ingreso al sitio fue de unos 183 millones de pesos, del cual, la SHCP destina destinar el 5 por ciento al municipio donde se encuentra el sitio arqueológico, cuyo monto es de 9.2 millones de pesos, aproximadamente.

Sin embargo, el 22 por ciento del recurso federal es desaprovechado por 11 municipios, entre ellos, Mérida, cuyo monto fluctúan en dos millones de pesos.

Los municipios que no han efectuado el respectivo trámite son Santa Elena, donde está Uxmal, Kabah y Sayil, a excepción de Xlapac, cuyo ingreso es gratuito; Temozón, con Ek’Balam, y Dzibilchaltún, Mérida,

Asimismo, en Oxkutzcab está Labná y las Grutas de Loltún; Dzemul, por Xkambó; Tecoh, por Mayapán; Tixkokob, por Aké; Maxcanú, por Oxkintok; Acanceh, Tekax, por Chacmultún, y en Izamal, el acceso es gratuito.

A  Santa Elena le correspondería 830 mil pesos; Temozón, 470 mil, y Mérida, 365 mil pesos.

De igual forma, a Oxkutzcab le tocaría 113 mil; Dzemul, 81 mil; Tecoh, 48 mil; Tixkokob, 26 mil; Maxcanú, 17 mil; Acanceh, nueve mil, y Tekax, tres mil, aproximadamente.

Según el INAH, hasta el momento, ninguno de esos ayuntamientos ha solicitado tal beneficio federal, el cual se entrega luego de la firma de un convenio con la SHCP, que se concreta tan como lo establece el Diario Oficial de la Federación.

A consecuencia de ello, no pueden recibir el ingreso del 5 por ciento de los derechos que se recauden por el acceso a museos, monumentos y zonas arqueológicas propiedad de la Federación, que obviamente se encuentren en el territorio de cada municipio.

Leave a Reply

  • (not be published)