Denuncia contra policías de Espita por detención y tortura de un joven

Publicado abril 05, 2020, 6:22 pm
FavoriteLoadingAdd to favorites 3 mins

ESPITA, 4 de abril de 2020.- Su nombre es Daniel Couoh, originario de la comunidad indígena de San Pedro, y fue víctima de agresiones y varios integrantes de su familia fueron torturados por policías municipales.

Según se asentó en la denuncia número UNATD15-GH/454/2020, el pasado 30 de marzo cerca de 20 policías a bordo de varias patrullas llegaron a la vivienda de estas personas, entraron sin autorización y detuvieron a cuatro integrantes de la familia, además golpearon a tres mujeres incluyendo un menor de aproximadamente dos años de edad.

Los motivos, según indicaron los oficiales, fue por una falta administrativa cometida por uno de los hermanos de este joven, quien es conocido en la comunidad. El supuesto infractor tiene una discapacidad de salud mental.

según denunció la familia Couoh, se disponían a desayunar cuando la veintena de policías municipales entraron al domicilio derribando puertas, rompiendo todo a su paso y detuvieron por medio de golpes a integrantes varones de esta familia que estaban acostados en sus hamacas, incluso al padre de familia de aproximadamente 60 años de edad, quien llegaba en su bicicleta, fue derribado y arrestado.

Los afectados manifestaron que despues de la detención fueron conducidos a un camino de terracería en el monte, donde fueron golpeados y al joven Severiano Couoh le quemaron los pies.

El medico legista de la Fiscalía de Tizimín tomó conocimientos de las lesiones que presentaron, pero la denuncia no avanza presuntamente por la corrupción que impera en esa institución.

El día de los hechos la familia denunció que la Fiscalía no le quiso aceptar la denuncia, solo porque el caso se hizo público los atendieron.

Esta familia indígena ahora recibe el acoso de la Policía y de funcionarios municipales, quienes los presionan para que retiren las denuncias, pero ellos se han armado de valor y con el apoyo de la sociedad y de abogados altruistas continuarán con sus denuncias, y piden al gobernador que destituya a estos policías y se sancione al ayuntamiento que preside Josué Castillo, presuntamente por solaparlos.