Del Pasaje de la Revolución al Pasaje de las selfies

Publicado octubre 18, 2017, 12:27 pm
FavoriteLoadingAdd to favorites 4 mins

Desde hace casi una semana y por 15 días más, el famoso Pasaje de la Revolución, ubicado a un costado de La Catedral, probablemente cambie el nombre a “Pasaje de las Selfies”.

¿Y eso? No es un cambio institucional ni mucho menos, es un cambio sin placa ni funcionario. Y es que las cientos de personas que cruzan hoy el pasaje cubierto de sombrillas de colores no pueden evitar la tentación de sacar sus celulares y tomarse una selfie con el cielo explotado de rojo, verde, azul y amarillo.

Grandes, chicos, jóvenes y viejos se acercan a diario al pasaje ya sea porque leyeron la noticia en algún diario, lo vieron en Facebook, les contó un familiar o amigo o, simplemente, pasaron por el lugar y vieron las 850 sombrillas que cubren 700 metros cuadrados y que hizo instalar el Ayuntamiento de Mérida con la Dirección de Turismo y Promoción Económica. La instalación forma parte del “Umbrella Sky Proyect”, una puesta en escena que se realiza en distintas ciudades del mundo con la finalidad de embellecer el lugar y promover el turismo.

PUROS HALAGOS

Bastó estar en el pasaje unos cuantos minutos para ver a los curiosos que se acercaban a tomarse sus selfies. Fue el caso de Tania y Elsa, ambas meridanas. Se enteraron de la instalación por Facebook y vinieron exclusivamente a verla. Dicen que el lugar luce “bonito y novedoso”.

También nos cruzamos con Tom, un israelita millennial muy simpático que recorre Latinoamérica. En un perfecto inglés, nos cuenta que les parece “hermoso y colorido” el proyecto y que ya lo vio instalado en ciudades de Perú, Israel y Colombia. Y saca su celular y nos muestra una foto de las sombrillas israelitas, con colores diferentes a las de Mérida.

Doris vino con dos amigas y las tres se sacaron fotos. Cuenta que vieron la nota en Facebook y que por eso vinieron. Además de que le gusta, explica que esta instalación sirve para promocionar a Mérida porque se ve más bonita.

Hugo y Julia son novios y vienen a pasear desde Campeche. Abrazados se retratan con el cielo de sombrillas. Coinciden en que el proyecto llama la atención por su colorido.

Un grupo de estudiantes de Psicopedagogía vino en bola a tomarse fotos. Entre risas y selfies, cuentan que les parece “perfecto y muy padre” el proyecto. Ellos vieron la noticia en Facebook.

Por su parte, Juan Rosado trabaja en la “Casa de Artesanías Mercado”, ubicada en pleno pasaje. Relata que desde la instalación de las sombrillas, subió el tráfico de transeúntes y esto benefició su negocio.

Tulio es empleado del Ayuntamiento y junto con un grupo de compañeros, laboran en la pintura y remozamiento del pasaje. Explica que desde que están ahí, mucha gente pasa por el pasaje a ver las sombrillas y, sobre todo, a tomarse fotos.

¿Todavía no viniste? Tienes suerte, te quedan poco más de dos semanas para disfrutar del cielo de sombrillas y, sobre todo, para tomarte tu selfie.- CGO.

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.