De las entrañas roban tesoros de Yucatán… y otros los contaminan

Publicado octubre 14, 2018, 9:49 pm
FavoriteLoadingAdd to favorites 4 mins

La riqueza espeleológica de Yucatán está en grave riesgo debido al alto índice de contaminación, advirtió el cofundador del Grupo Espeleológico Ajau, Carlos Evia Cervantes, al establecer que el problema que amenaza las más de cuatro mil grutas y cenotes del Estado.

Los graves problemas detectados están en Tecoh y en Homún, pero en este último municipio, la situación se complicaría con el mega-granja porcícola, acotó.

Remarcó que “Yucatán es una de las entidades del país con mayor riqueza en su subsuelo, pero desafortunadamente están perdiendo su atractivo turístico y cultural no sólo por verterse desechos en su interior y la contaminación del acuífero, sino además por el saqueo y la destrucción de vestigios”, tanto paleontológico como arqueológico e histórico.

Comentó que Tecoh es uno de los municipios con mayor número de oquedades, con cerca de 300, pero los principales sitios ya están totalmente saqueados.

Explicó que otro problema de urgente resolución es la contaminación de cenotes con plaguicidas y herbicidas, cuyos niveles de toxicidad son altos para el ser humano.

Por ende reprobó el mal uso de los agroquímicos, tal el caso de la ilegal fumigación aérea realizada por el empresario Jacobo Xacur Eljure, la cual provocó serios daños al sector horticultor y apicultor del Oriente del Estado.

El también académico de la Universidad Autónoma de Yucatán (Uady) reconoció que la destrucción y saqueo es generado hasta por los propios habitantes de la misma comunidad, en especial, cuando construyen infraestructura dañan parte de la cavidad, además de poner en peligro los restos históricos en su interior, o retira del lugar no sólo piezas prehispánicas sino además osamentas de seres humanos o animales ya extintos.

Incluso, hay casos en los que “sin mala intención” se dañan las pinturas rupestres, por parte de grupos de scouts que marcan su presencia en las oquedades.

También hay casos de “turistas” que sin informar al gobierno municipal y/o estatal optan por bucear, saqueando lo que hay a su alrededor.

Comentó que desafortunadamente, las autoridades municipales, estatales y federales carecen de programas específicos para hacer frenar dicho problema.

Ejemplificó el caso de la ahora ex Secretaría de Desarrollo Urbano y Medio Ambiente (Seduma), la cual avanzó muy poco en el registro de cuevas y cenotes, mientras que con el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) Yucatán, se carece de personal especializado para hacer las investigaciones correspondientes.

Abundó que Grupo Espeleológico Ajau está integrado por personas de diferentes especialidades, quienes se dan a la tarea de registrar, conservar y difundir las riquezas de nuestro subsuelo, además de capacitar a la población para la conservación y explotación turística sustentable de esas equidades.

Consideró de vital la importancia de este organismo, ante la cantidad de riqueza arqueológica, por las pinturas rupestres y vasijas mayas, así como biológica que existen en las grutas.

“Cada gruta es única y diferente, a pesar de su cercanía, incluso, en algunas de ellas encuentran animales endémicos o únicos”, subrayó.

Ejemplificó el caso de varias especies de anguilas de agua dulce, algunas carentes de cualquier tipo de pigmentación, diversos tipos de batracios, arácnidos y peces completamente ciegos.

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.