De la desgracia surge una dulce, aromática y espumosa solución

Publicado marzo 06, 2019, 9:22 am
FavoriteLoadingAdd to favorites 5 mins

El padecimiento de hipotiroidismo con el que fue diagnosticado su hijo, quien tendrá que tomar medicamentos de por vida, llevó a la familia Robles Muñoz a crear los chocolates artesanales ROMY, los cuales elaboran en la colonia San José Tecoh (sur de Mérida), con ingredientes 100 por ciento naturales.

Saber que su hijo tendrá ciertas restricciones en su alimentación y que en algún momento pretenderá disfrutar de alguna golosina, fue parte de la iniciativa para crear el negocio con productos más saludables, señaló Mario Robles Calderón, miembro fundador de la empresa.

El hipotiroidismo es una disfunción que provoca que la glándula tiroides no produzca suficientes hormonas tiroideas, por lo que el cuerpo no puede seguir funcionando con normalidad y la actividad orgánica disminuye o se ralentiza (queda lenta).

Esta enfermedad no tiene cura y los que lo padecen necesitan tomar medicamentos de por vida para poder llevar una vida normal, además puede ocasionar que una persona baje de peso o presente obesidad, y ahora que el pequeño es un bebé, puede presentar daños cerebrales, señaló el padre del menor.

El nombre de los chocolates viene del RFC del pequeño Yerik, quien tiene actualmente cinco meses de edad.

Entrevistado en la Expo Campo2019, acompañado de su esposa y compañera fundadora, Magali Muñoz, el señor Robles señaló que los chocolates se elaboran sin químicos ni procesos industriales que puedan resultar negativos para la salud.

Mencionó que solo el cacao es traído desde Tabasco y  explicó que sus productos “se realizan con un proceso totalmente tradicional, donde se cuece el cacao, se pela a mano, y se muelen los demás ingredientes en un molino tradicional”.

En el caso de las tablillas, su producto principal, señaló que “el cacao, la canela y el azúcar se muelen, se juntan y son colocados manualmente uno por uno en moldes para tomar la forma circular”.

Al igual que el proceso, las envolturas también son etiquetadas manualmente y los productos son empaquetados uno por uno.

Recordó que la tablilla no lleva cacahuate, ya que puede resultar alérgico para algunas personas, pero también manejan este ingrediente en algunas presentaciones, donde también se incluyen variedades con arándano, arándano enchilado, cacao, menta y coco.

“Todo producto mientras menos proceso, más saludable, tratamos que el producto no pierda las propiedades y combinarlo con ingredientes que también sean buenos, para finalmente tener un producto de calidad y más saludable”.

Venden la tablilla en 20 pesos y rinde para un litro de delicioso chocolate, el cual pudo probarse y conseguirse durante la Expo Campo con una gran aceptación y opinión favorable de la gente.

Además cuentan con chocolate en polvo, grano de cacao tostado, pinole para hacer atole champurrado y próximamente se tendrá un jarabe de chocolate con ingredientes que favorecen la salud como coco, arándano, menta y cacahuate.

La empresa es de creación reciente, tiene cerca de cuatro meses y Robles Calderón señaló que buscan apoyar a personas que lo necesiten, con una fuente de ingreso al colaborar en el proceso de realización de los chocolates.

Se trata de una gran iniciativa motivada por su pequeño para todas las personas con productos elaborados en Yucatán y de manera más saludable. Los chocolates artesanales ROMY son una gran opción para apoyar nuestra economía local y a las familias emprendedoras.

Para poder conseguir sus productos, puedes comunicarte al número 9997 38 87, cuentan con servicio a domicilio con una compra mínima y se encuentran ubicados en la calle 58 #311-A de la colonia San José Tecoh Sur. Los puedes seguir en su página de Facebook Chocolates Artesanales ROMY.

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.