Custodios se ensañaban con los niños más chicos del Caimede

En prolongada audiencia, exponen los abusos que sufrían los menores a manos de una nana y dos 'papis' contratados durante el gobierno rolandista. Aunque se les procesa por vejaciones cometidas este mes, las víctimas revelaron que los abusos datan de hace tiempo.

14555

Al comparecer ante el juez, los tres custodios del Caimede acusados de maltrato y abusos sexuales durante la administración de Rolando Zapata Bello se abstuvieron de declarar sobre los hechos

Sin embargo, en la audiencia se reveló el “catálogo” de abusos que los sujetos cometían contra los niños del lugar, entre los que se incluye la “operación taquito”, mediante la cual enrollaban a los niños en sabanas, como bebés, para inmovilizarlos, pero aprovechaban para manosearlos como castigo.

La artífice de los malos tratos era la niñera Yuliana Berenice Casanova Falcón, quien usaba como “guaruras” a sus coacusados, los vigilantes Robert Santiago Dorantes Aké y José Ysabel Canché Canché, conocidos como “Los Papis”.

Como informamos, los tres fueron imputados por los delitos de violencia familiar equiparada y violación equiparada agravada en contra de niños internos en dicho albergue del DIF.

En audiencia que duró varias horas, el juez de control Kenny Martins Burgos Salazar les impuso la medida cautelar de prisión preventiva por todo el tiempo que dure el proceso.

De acuerdo con lo que se expuso, Yuliana debía cuidar y dar atención cotidiana a los menores, ya sea en su aseo personal, vigilarlos cuando estaban en determinadas áreas del lugar o llevarlos al comedor.

Sus compañeros tenían entre sus funciones vigilar diferentes áreas a fin de contener a los niños que entran en crisis emocional o que se quisieran escapar.

Fungían también como choferes encargados de trasladar a los niños a la escuela o a sus entrenamientos de futbol y otras actividades.

Presuntamente atentaron contra cuatro menores de identidad reservada, asignados al área de “niños chicos”. Los agredían físicamente, golpeándolos en la cabeza u otras partes del cuerpo con objetos o con sus manos.

El problema se descubrió el 10 de marzo cuando un menor se dirigió a Yuliana Berenice y le preguntó a qué hora iban a servir el desayuno, y ella, molesta, le dijo que la dejara hablar por teléfono.

Histérica, se levantó, se acercó al menor, le dobló las manos hacia atrás y lo jaló hasta un escritorio de metal e hincado lo metió debajo sin dejar de presionarle los brazos a la espalda y el cuerpo hacia una barra de metal que sirve para los pies, en tanto que el niño lloraba y gritaba.

Y ese mismo día, cuando ya hacían fila para ir a almorzar, y debido a que tres menores de identidad reservada no le hicieron caso, la mujer llamó por teléfono y pidió que le mandaran a unos “papis” para calmar a los niños.

Se presentaron José Ysabel y Robert Santiago, quienes metieron a los tres niños al cuarto de dormitorio y les hicieron “taquito” con una sábana, dejándolos boca abajo sobre la cama y metidos dentro de una bolsa que cubre el colchón de la cama. Aprovechando que estaban inmovilizados, abusaron sexualmente de ellos.

Las agresiones sexuales por las que se les procesa fueron cometidas del 5 al 14 de marzo de este año, de acuerdo con exámenes médicos practicados a los niños.

Sin embargo, los menores manifestaron que estos maltratos los han sufrido desde hace varios años.

Como informamos, los acusados tenía unos seis años de trabajar en el Caimede, es decir, que fueron contratados durante la administración rolandista.

Comentarios

Comentarios