Covid-19, presente en cuatro de los cinco municipios más pobres de Yucatán

Publicado junio 21, 2020, 2:07 pm
FavoriteLoadingAdd to favorites 3 mins

MÉRIDA.- A 100 días de la aparición del nuevo coronavirus Covid-19 en Yucatán, la pandemia afecta a cuatro de los cinco municipios de mayor pobreza extrema de la entidad, según información de la Secretaría de Salud estatal y del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

La mortal enfermedad infecciosa de rápida propagación apareció en México el 27 de febrero de 2020, y 17 días después, el 13 de marzo, se registraron los primeros dos casos en la Península de Yucatán, y en el caso específico del Estado, el primer infectado de Covid-19 fue mujer de 57 años, quien se contagió en España.

Yucatán fue el décimo estado en confirmar un caso positivo del coronavirus 2 del Síndrome Respiratorio Agudo Grave (SARS-CoV-2) causante de la enfermedad Covid-19.

Luego de poco más de tres meses, hoy Yucatán supera ya la barrera de las tres mil personas infectadas, y en el transcurso de la próxima semana, las 400 defunciones.

El Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval) estableció que los municipios con mayor porcentaje de población en situación de pobreza extrema son Tahdziú, con el 48 por ciento, seguido de Tixcacalcapul, el 44.5 ciento; Chichimilá, el 41.1 por ciento; Uayma, el 40.8 por ciento, y Chikindzonot, el 39 porcentual.

A excepción de Tahdziú, la letal patología está presente en Chikindzonot, con 13 casos confirmados, con dos infectados está Chichimilá y Tixcacalcupul, y con solo uno, Uayma.

En cuanto a las defunciones, en Chikindzonot hay tres y uno en Chichimilá.

Asimismo, los cinco municipios más pobres son Tahdziú, el 94.1 por ciento de su población, seguido de Chikindzonot, el 93.2 por ciento; Tixcacalcupul, el 93 por ciento; Mayapán, el 92.4 por ciento, y Tekom, el 92 porcentual.

Hasta el momento, Mayapán es ajeno a la pandemia, y en Tekom hay nueve infectados, sin defunciones.

El Coneval determinó que una persona se encuentra en situación de pobreza cuando tiene al menos una carencia social (en los indicadores de rezago educativo, acceso a servicios de salud, acceso a la seguridad social, calidad y espacios de la vivienda, servicios básicos en la vivienda y acceso a la alimentación) y si su ingreso es insuficiente para adquirir los bienes y servicios que requiere para satisfacer sus necesidades alimentarias y no alimentarias.

En tanto, una persona se encuentra en situación de pobreza extrema cuando tiene tres o más carencias sociales, de seis posibles y, además, su ingreso total es menor que la línea de bienestar mínimo.

La población en esta situación dispone de un ingreso tan bajo que aun si lo dedicase por completo a la adquisición de alimentos, no podría acceder a aquellos que componen la canasta alimentaria.