Corrupción en la Aduana de Progreso: permiten paso de droga proveniente de China

Publicado enero 23, 2020, 10:15 pm
FavoriteLoadingAdd to favorites 3 mins

MÉRIDA, 23 de enero de 2020.- En los próximos días la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) de la Secretaría de Hacienda federal procederá legal y penalmente contra el director de la Aduana de Progreso, Guillermo César Calderón León, por corrupción y por permitir la entrada a México, desde Yucatán, de drogas y sustancias ilegales como la efedrina y el fentanilo

Además de ser destituido, será puesto a disposición de la justicia por la gravedad de las acusaciones y por los millonarios montos que se detectaron en sus cuentas bancarias, los cuales se presume son producto de la corrupción y los pagos que recibía de las mafias de contrabando.

De acuerdo con la columna Serpientes y Escalares, que publica Salvador García Soto en El Universal (https://bit.ly/2Rk1rew), junto el administrador de la Aduana de Progreso, Guillermo César Calderón, también está en problemas el director de la aduana de Tuxpan, Veracruz, Abel Cárdenas Lara. Sin embargo, los hechos más graves corresponden al caso yucateco.

García Soto asegura que el Servicio de Administración Tributaria y la UIF tienen documentados dos expendientes con evidencias de corrupción en dichas aduanas. Los funcionarios incurrieron en diversos delitos que van desde el enriquecimiento por pago de sobornos hasta permitir el tráfico de droga a través de los puertos ya citados, además de especies marinas protegidas.

Las investigaciones se hicieron a partir de denuncias de trabajadores, que acusaron directamente a sus superiores de los ilícitos ya expuestos.

La Unidad de Inteligencia Financiera logró documentar en las cuentas de los funcionarios movimientos sospechosos y transferencias de dinero poco usuales que sobrepasan los ingresos de los servidores públicos.

El caso más grave corresponde a Progreso, donde se documentó que se permitía el ingreso de cargamentos de efedrina y fentanilo, que se utilizan para producir metanfetaminas provenientes de China.

Calderón Lara fue diputado por el Estado de México y llegó a la Aduana de Progreso en abril de 2019.

Por su parte, Cárdenas Lara está acusado de recibir sobornos de la mafia china por dejar pasar cargamentos de vaquita de mar, totoaba y pepino de mar, especies marinas protegidas y que son comercializada de ilegalmente en el continente asiático.