Convivió por horas con su amigo, hasta que se percató que estaba muerto

Publicado marzo 01, 2018, 4:53 pm
FavoriteLoadingAdd to favorites 2 mins

Por varias horas, un franelero convivió con un vagabundo ya muerto, pues acostumbrado a que diario estuviera acostado en el suelo no le dio importancia hasta que un especialista le dijo que éste carecía de signos vitales.

El incidente se registró este jueves, poco antes de las 10 de la mañana, en la calle 90 con 59 y 59 L de la colonia Bojorquez, a un costado del estacionamiento del Gobierno del Estado.

De acuerdo con el “viene-viene”, como todos los días llegó a dicho lugar, lo que fuera el ex Corralón de Las Águilas, donde constató que el indigente estaba a la orilla de la banqueta, como era su costumbre.

Con el paso del tiempo, se percató que el hoy occiso, que estaba desarrapado, no se movía a pesar de que el sol ya empezaba a quemar, motivo por el cual decidió hablarle, pero fue nula la respuesta.

Enseguida solicitó el apoyo de un especialista del Centro Dermatológico de Yucatán “Fernando Latapí”, quien el auscultarlo se percató que carecía de signos vitales.

Por tal motivo, optaron por llamar al número de emergencia 911 para que se hicieran las diligencias pertinentes e inmediatamente llegaron elementos de la policía estatal, que acordonaron el lugar.

Posteriormente, personal del Servicio Médico Forense (Semefo) se encargó de las diligencias de rigor, y al final levantaron el cuerpo para la necropsia.

Hasta el momento, permanece en calidad de no identificado, pues aún no llega familiar o amigo alguno para reclamar el cuerpo.

 

 

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.