Continúa mejoramiento de zonas arqueológicas: INAH-Yucatán

Publicado junio 13, 2022, 2:04 am
FavoriteLoadingAdd to favorites 8 mins

Como parte de las estrategias del programa de mejoramiento de las zonas arqueológicas, en Yucatán ya inició la reapertura de los sitios que permanecieron cerrados a consecuencia del Covid-19, por lo que antes del inicio del período vacacional se permitirá el acceso a Xlapak, así como a las grutas de Loltún y Balamcanché, informó el encargado del despacho del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), José Arturo Chab Cárdenas.
Recordó que a partir de mayo pasado comenzó la afluencia en Chacmultún, Labná, Oxkintok y Sayil, ciudades precolombinas que permanecieron cerradas por 25 meses.
“Las zonas arqueológicas se reestructuran, se analiza las directrices de los sitios que aún no están abiertas al público, para que procurar que se encuentren en óptimas condiciones”, acotó.
Aseveró que “al mismo tiempo se ejecuta un plan de trabajo para cada zona de patrimonio arqueológico para establecer un calendario escalonado de apertura, antes del inicio del próximo período vacacional”.
A nivel nacional, son 23 los sitios prehispánicos que permanecen cerrados al público, de los cuales, tres son de Yucatán.
Hasta hoy, en México, el turismo arqueológico aumentó en cerca del 210 por ciento, en los primeros cinco meses del año, con respecto al mismo período de 2021, mientras que en Yucatán, el crecimiento fue del 140 porcentual.
La reapertura de más sitios precolombinos permitió que los paseantes tengan más opciones, mientras aunque es notable el interés por Chichén Itzá, pues de cada 10 visitantes, tres uno acudió a la zona arqueológica.
En Yucatán, desde hace poco más de dos años permanecen cerradas tres zonas arqueológicas, lo que provoca un serio problema para las familias dependientes de la afluencia de paseantes, y durante marzo pasado, se reaperturó Acanceh y Aké, mientras que en mayo fueron Chacmultún, Labná, Oxkintok y Sayil.
Actualmente, en el Estado están en funcionamiento 13 de los 17 sitios arqueológicos abiertos al público, por lo que cuatro permanecen cerrados, como parte de las medidas de prevención para evitar la proliferación del Covid-19, cuya pandemia está bajo control.
Chichén Itzá fue la ciudad precolombina con mayor afluencia del país, mientras que el Museo Regional de Antropología e Historia “Palacio Cantón” se ubicó entre los 12 más visitados del país.
Sin embargo, desde el pasado 7 de febrero, los ejidatarios de Chablekal bloquearon el acceso a Dzibilchaltún, por lo que no pueden ingresar turistas ni los trabajadores de la dependencia federal así como del Patronato de las Unidades de Servicios Culturales y Turísticos (Cultur).
De acuerdo con la “Estadística de visitantes”, de enero a mayo pasado, a los museos y zonas arqueológicas del país ingresaron cinco millones 803 mil 86 personas, con un crecimiento del 210.78 por ciento con respecto a los primeros cinco meses del año anterior, cuando la suma fue de un millón 867 mil 253 turistas.
Del total de paseantes, cuatro millones 226 mil 123 acudieron a las ciudades precolombinas y un millón 576 mil 963 ingresaron a los museos.
Asimismo, del total de visitantes, cuatro millones 47 mil 498 eran turistas nacionales, el 69.75 por ciento y un millón 755 mil 588 eran extranjeros, el 30.25 porcentual.
En el caso de Yucatán, el arribo del turismo arqueológico y de museos fue de un millón 408 mil 361 personas, con un aumento del 139.96 por ciento en comparación con 2021, cuando fueron 586 mil 920 los paseantes que arribaron a los sitios de interés abiertos al público de la entidad.
Del total de visitantes, un millón 408 mil 361 acudieron a las zonas de monumentos arqueológicos y 17 mil 775 personas entraron al Museo Regional de Antropología e Historia “Palacio Cantón”, el cual ocupó el doceavo lugar nacional en afluencia, el 1.13 por ciento del total del país.
Asimismo, del total de paseantes, 730 mil 73 eran nacionales, el 51.2 por ciento, y 696 mil 63 extranjeros, el 48.8 porcentual.

Con mayor afluencia

A nivel nacional, Chichén Itzá es la zona de patrimonio arqueológico más visitadas con un millón 164 mil 151 paseantes, el 27.55 por ciento del total, seguido de Teotihuacan, en el Estado de México, con 768 mil 739 personas, el 18.19 por ciento, y Tulum, en Quintana Roo, con 589 mil 404 turistas, el 13.95 porcentual.
Tan sólo en estos tres sitios arribó el 59.69 por ciento del total del turismo arqueológico, es decir, tres de cada cinco paseantes, estableció el INAH a través de su página electrónica.
Cabe destacar que en 2019 y en el primer trimestre de 2020, Chichén Itzá ocupó el primer lugar nacional de afluencia turística, pero a consecuencia del Covid-19 perdió su posición, pero la recuperó a partir de junio de 2021.
Actualmente, Uxmal se ubicó en el séptimo lugar nacional, con el 2.31 por ciento del total nacional; Ek’Balam está en el décimo sitio, el 1.68 por ciento, y Mayapán está en el peldaño 21, el 0.59 por ciento.
Xkambó está en el sitio 33, con el 0.35 por ciento; Kabah, en el peldaño 38, con el 0.29 por ciento, Izamal en el lugar 45 de la tabla nacional, con el 0.25 porcentual, y más abajo está Acanceh y Aké.
En enero pasado, Dzibilchaltún estaba en la doceava posición, en febrero pasó al sitio 15, y ahora está en la posición 49, debido a que el sitio está cerrado, como parte de la protesta de los ejidatarios de Chablekal, comisaría de Mérida.
Del total de turismo arqueológico del Estado, el 82.66 por ciento del turismo arqueológico acudió a Chichén Itzá, seguido de Uxmal, con 97 mil 639 personas, el 6.93 por ciento; Ek’Balam, con 70 mil 862 paseantes, el 5.03 porcentual.
Asimismo, a Mayapán arribaron 24 mil 843 visitantes, el 1.76 por ciento, Xkambó, con 15 mil un ingresos, el 1.06 por cierto, Kabah, con 12 mil 360 paseantes, el 0.88 por ciento, e Izamal, con 10 mil 365 turistas, el 0.74 porcentual.
De igual forma, Dzibilchaltún, con siete mil 809 turistas, el 0.55 por cierto, seguido de Aké, con dos mil 788, el 0.2 por cierto, y Acanceh, con mil 286 personas, el 0.09 porcentual.
También está Oxkintok, con 470 turistas; Sayil, con 349 paseantes; Labná, con 340 visitantes, y Chacmultún, con 98 personas.
Tras el cierre de los sitios a consecuencia del Covid-19, el 23 de marzo de 2020, aún no se abren al turismo tres urbes prehispánicas y sitios de interés, específicamente, Grutas de Balamcanché, Grutas de Loltún e Xlapac.