Confirman que Hacienda le requirió a Yucatán dos aeronaves de vigilancia

En comparecencia ante los diputados, el secretario de Seguridad Pública, Luis Saidén Ojeda, expuso que el gobernador Mauricio Vila proyecta sustituir el avión turbocomander y la avioneta Cessna 310, cuyo contrato no renovó el SAE, con un moderno planeador más económico y autosuficiente.

5584

El comandante Luis Felipe Saidén Ojeda, secretario de Seguridad Pública de Yucatán, confirmó que el gobierno federal le solicitó al gobierno del estado la entrega de un avión turbocomander y la avioneta Cessna 310 que durante muchos años estuvieron al servicio de la SSP para diversas labores.

Al comparecer ante los diputados locales para exponer los alcances de la iniciativa Yucatán Seguro, el comisario Saidén señaló que para sustituir la falta de esas dos aeronaves, se prevé la adquisición de un moderno avión sigiloso de reconocimiento.

Esta aeronave con las más alta tecnología permitirá un mejor rastreo de pescadores extraviados en alta mar y la vigilancia de ranchos y otros terrenos que lo requieran.

Con respecto a las aeronaves anteriores (el turbocomander y la Cessna 310), el jefe policiaco confirmó que las solicitó el SAE (Servicio de Administración y Enajenación de Bienes) del gobierno federal, y ya no saben si Yucatán podrá seguir utilizándolas.

Durante décadas se tuvieron en comodato ambas aeronaves, pero el SAE cambió la situación jurídica y no se sabe si serán devueltas al estado.

Hasta donde se recuerda, el tubocomander fue asignado a Yucatán desde la época del gobernador Víctor Manzanilla Schaffer.

Mediante la iniciativa Yucatán Seguro se espera adquirir el nuevo avión planeador, que es mucho más económico en su operación, por su bajo consumo de combustible, informó el comandante Saidén Ojeda.

En el avión solo van el piloto y el operador de la moderna y potente cámara de vigilancia.

En su comparecencia, el comandante Saidén Ojeda habló también del aumento en el número de los arcos lectores y las cámaras de videovigilancia, tanto en Mérida como en municipios del interior del estado, alguno de los cuales estrenarán este tipo de tecnología que ha sido muy útil para garantizar la seguridad en Yucatán.

Como hemos informado, este avión sigiloso de reconocimiento es capaz de operar hasta ocho horas continuas consumiendo apenas 120 litros de diésel y apoyándose con un panel solar que le proporciona energía eléctrica adicional en vuelos largos. Con este planeador la SSP será capaz de realizar actividades de vigilancia y reconocimiento vía aérea en zonas de difícil acceso, aumentando el nivel de seguridad en franjas con índices delictivos altos.

Esta aeronave dispone de una cámara de vigilancia especializada con visión infrarroja y resistente a la intemperie, la cual proporciona imágenes tanto de luz diurna como térmicas, ambas en alta definición, permitiendo a sus dos operadores, un piloto y un tripulante, identificar personas y objetos hasta unos 33,000 pies (900 metros) de altura en zonas de poca visibilidad y generar información para una mejor y rápida respuesta de las autoridades hacia los ciudadanos en sitios de difícil acceso.

Además de permitir que las fuerzas policiales del estado puedan ejecutar misiones de patrullaje aéreo, también servirá como apoyo en labores de rescate, siendo un ejemplo la búsqueda de pescadores perdidos en altamar.

La vigilancia aérea se complementará con seis drones de alta tecnología.

Comentarios

Comentarios