Concluye en paz la elección de restauranteros: Roberto G.Cantón, el nuevo dirigente

Publicado marzo 06, 2020, 5:06 am
FavoriteLoadingAdd to favorites 3 mins

MÉRIDA, 5 de marzo de 2020.- Con 128 votos de un total de 226 posibles, este jueves Roberto G.Cantón Barros fue electo como el nuevo presidente de la Canirac Yucatán, en una asamblea que, luego de las nubes de tormenta que amenazaron el proceso, concluyó de manera cordial y con la inclusión del aspirante Carlos Cárdenas Cáceres al consejo que presidirá la cámara de restauranteros en el periodo 2020-2021.

El nuevo dirigente no tomará posesión inmediatamente, sino hasta un mes después, pues por un acuerdo tomado previamente la actual presidenta, Alejandra Pacheco Montero, continuará al frente de la cámara por un mes para cumplir compromisos de cara al Tianguis Turístico.

La votación se realizó de manera tranquila y participaron en la asamblea poco más de la mitad de los socios que conforman la Canirac, que es de 403 integrantes.

Tras ser electo, los dirigentes entrante y saliente ofrecieron una rueda de prensa acompañados de Cárdenas Cáceres, a quien le tendieron la mano para dar por solucionados los conflictos electorales.

Sin embargo, se estableció que continuará la investigación de las presuntas irregularidades con las facturas que denunció Carlos Cárdenas, dueño de restaurante Leo.

Alejandra Pacheco avaló esta decisión, pues dijo que es la más interesada en que se aclaren estos hechos.

G.Cantón Barros tiene 39 años, es dueño del restaurante Bistrola 57 junto con un socio. Es casado, tiene dos hijas, una de ocho años y otra de uno.

Se considera así mismo como yucahuach, pues es hijo de un yucateco con una capitalina. Aunque nació en la Ciudad de México, inmediatamente lo trajeron a vivir a Yucatán, donde pasó su niñez y parte de su adolescencia, cuando fue a estudiar la preparatoria y la universidad a la capital.

Estudió la universidad en Estados Unidos, donde residió un tiempo más. Hace seis años volvió a Mérida, donde abrió Bistrola 57 junto con un socio.

“Me gustan las cosas derechas, me gustan las cuentas claras, quiero darle esa seguridad a los socios de que en mí van a tener un aliado para velar por los intereses de los restauranteros”, subrayó. “No tengo compromisos con ninguna autoridad, con ningún partido político y mucho menos con algún personaje político”.

Entre sus objetivos está seguir fortaleciendo la cámara de restauranteros, que es un sector que registra gran dinamismo en Yucatán, ante la llegada de nuevas inversiones y de nuevas familias que se suman a la población de Yucatán.