Con siembra orgánica protegen las semillas de Yucatán

Publicado abril 27, 2019, 6:06 pm
FavoriteLoadingAdd to favorites 3 mins

A través de técnicas ancestrales como la siembra orgánica, campesinos de Yucatán buscan preservar las más de 35 semillas criollas como el frijol, la lenteja y la calabaza, comunes en la región.

Francisco Kaab Uc, miembro de la Asociación Civil “Guardianes Peninsulares de las Semillas”, explicó que en Yucatán existen unos 36 tipos de semillas endémicas que han ido perdiendo sus características a causa de la siembra moderna que utiliza herbicidas y plaguicidas.

“Hay variedades de frijol, lentejas, de calabazas, calabacitas. Tenemos trabajando desde hace 17 años en la preservación de estas semillas, como somos productores que manejamos poca cosecha hasta ahora no nos afectado las grandes empresas que usan químicos pero tampoco queremos que éstos expandan sus plantaciones a todo el territorio”, explicó.

Dijo que para este año ya sacaron la cosecha de maíz y diversas hortalizas como el tomate y la cebolla que fueron cosechadas mediante técnicas orgánicas, es decir, en su estado más puro la semilla fue sembrada y regada solamente con agua, sin la intervención de algún químico.

“Ahora estamos lejos de los mecanizados, entonces todavía no tenemos daño alguno pero sí nos da temor porque están trabajando y hemos visto los efectos, estamos tratando de evitar que al campo que trabajamos no lleguen esos químicos porque contaminan el ambiente. Además que resulta un peligro a la salud de los niños y adultos por la respiración y consumo de estos químicos”, abundó.

Hemos visto que con áreas grandes que son fumigadas de día y noche con plaguicidas, y lo que nosotros buscamos es evitar que estas grandes empresas se sigan expandiendo y nos llegue y perjudique.

Asimismo, dijo que la sequía no les ha afectado en gran medida, al tener una extensión de entre tres y cinco hectáreas por campesino, que al año les deja entre dos mil 400 y dos mil 700 kilogramos por hectárea de cosecha de maíz y otros vegetales y hortalizas.

El productor, originario del municipio de Chacsinkín, es uno de los productores de Yucatán, quien junto con sus homólogos de Campeche y Quintana Roo, formaron un frente para denunciar que los agroquímicos y los llamados megaproyectos de energías renovables ponen en riesgo las tierras y los cultivos de la Península.

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.