Con emotiva ceremonia inicia la Copa Mundial de Juego de Pelota Ancestral

Publicado diciembre 02, 2021, 9:17 pm
FavoriteLoadingAdd to favorites 5 mins

*En 2023 se incluirá la rama femenil

El Juego Ancestral de Pelota Maya está más vivo que nunca y con la participación de siete escuadras, este día se puso en marcha la Cuarta Copa Mundial de la especialidad, con una sencilla, pero vistosa y emotiva ceremonia, efectuada en el Gimnasio Polifuncional de esta ciudad.

A la justa asistieron dos conjuntos de Guatemala, dos más de Panamá, uno de Belice y un par de representativos mexicanos.

De los equipos anfitriones, uno proviene de la comisaría San Pedro Chimay, Mérida; mientras que en el segundo se conformó con integrantes de Campeche, Tabasco, Quintana Roo y Yucatán.

“Preservar en las nuevas generaciones una opción de salvaguardar la identidad y perpetuar una cultura viva y saludable a través de sus pobladores es muy importante, que el Juego de Pelota Maya sea considerado patrimonio cultural de la humanidad es igualmente fundamental. Más que proteger nuestras características, lo ideal es reforzarlas y potencializarlas, hacernos más fuertes ante el embate de los factores externos”, dijo José Manrique Esquivel, presidente de las Asociaciones de Juegos y Deportes Autóctonos y Tradicionales de Yucatán y la Centroamericana y del Caribe del Juego de Pelota Maya.

“Este deporte es un elemento provechoso en las relaciones entre los países participantes que le han brindado grandes aportaciones al crecimiento de esta práctica, nuestro anhelo es que sigan compitiendo con mucho entusiasmo, amor y cariño por su cultura, tenemos mucha esperanza e ilusión de que esta disciplina nunca más esté en la obscuridad como estuvo durante más de 450 años, en el olvido”, agregó.

Asimismo, Manrique Esquivel reveló que a partir de la siguiente edición, en 2023, se incluirá la rama femenil, para fomentar la igualdad y equidad de género.

Después de los tradicionales honores a la bandera, el himno nacional fue entonado en lengua maya por Lorenzo Díaz Alcocer, maestro de educación indígena.

“Nos ha quedado muy claro que el deporte no es únicamente alto rendimiento, es deporte más cultura, deporte más turismo, deportes más inclusión, deporte más desarrollo sustentable y esta es una muestra que el deporte más cultura nos permite tener identidad, un pueblo que no tiene cultura no puede aspirar a nada. “Esta copa nos permite acercar las fronteras con estos países hermanos en un marco de fraternidad, convivencia y competencia deportiva”, indicó Carlos Sáenz Castillo, director del Instituto del Deporte del Estado (IDEY), quien se encargó de la declaratoria oficial de inauguración, en su mensaje de apertura.

“Este evento no hubiera sido lo mismo antes de la pandemia, que durante o posterior al confinamiento que hemos vivido, todos hemos perdido algo, en mayor o menor proporción y todos necesitamos volver a estrecharnos la mano, abrazarnos y esta copa es muy buen motivo para poder de alguna manera de regresar a la nueva normalidad”, añadió.

El encendido del pebetero corrió a cargo de Sergio Pereira Gamboa; mientras que la toma de protesta la protagonizó Andrés Chi Cob, ganador del Premio Estatal del Deporte, en la modalidad de Promotor y ciudadano distinguido de Mérida.

Aunado a ello, Tiburcio Can May, sacerdote maya, realizó un pequeño ritual, donde se enaltecieron elementos de la naturaleza, para agradecer a los Dioses y desear suerte a los contendientes.

Al arranque del certamen igualmente asistió Raúl Paz Noriega, en representación de Michelle Fridman Hirsch, secretaria de Fomento Turístico; junto con Jesús Aguilar y Aguilar, secretario técnico de Deportes del Ayuntamiento de Mérida.