Clausuran estacionamiento del centro de Mérida convertido en hotel de paso

Publicado mayo 01, 2020, 7:55 pm
FavoriteLoadingAdd to favorites 3 mins

MÉRIDA, 1 de mayo de 2020.- Inspectores de la Secretaría de Salud de Yucatán (SSY) clausuraron la tarde del viernes un estacionamiento del centro de la ciudad, donde se ofrecían servicios de hospedaje sin las medidas preventivas de higiene, además de que propiciaban el hacinamiento de personas en medio de la contingencia por el Covid-19.

Dicho estacionamiento, ubicado en la calle 69 entre 52 y 54 del centro meridano, fue reportado por lectores de Yucatán Ahora como un sitio donde se permitía que sexoservidoras trabajaran e intimaran con sus clientes.

La clausura se realizó con apoyo de la fuerza pública tras una verificación de que los comercios, locales y oficinas estuvieran cumpliendo con las medidas de higiene dispuestas ante la pandemia de Covid-19.

Tras constatarse las irregularidades en dicho estacionamiento, inspectores de la SSY procedieron a la clausura del establecimiento, pues ofrecía irregularmente servicio de hospedaje sin las medidas preventivas de higiene que se requieren para evitar contagios de coronavirus.

Al principio el encargado del estacionamiento se resistió, pero finalmente se calmó y se procedió a la clausura del local, tras lo cual se retiró y dijo que le avisaría a su patrón.

Como ya dijimos, lectores de Yucatán Ahora denunciaron las irregularidades que ocurrían en el estacionamiento denominado “Azucena”, donde se permitía que sexoservidoras ejercieran el oficio y les rentaban espacios habilitados como cuartos para sostener encuenstro con sus clientes.

De acuerdo con lo reportado, las mujeres se esconden cuando ven pasar a la policía y también cuentan con un centinela que les indica cuándo salir y entrar.

“El estacionamiento lo agarran de hotel las sexoservidoras, eso es algo no esencial en estos días”, expuso un lector de Yucatán Ahora molesto por esto que considera podría ser un foco de contagios de Covid-19. “A diario, todo el día, desde que abren a las 8 de la mañana pueden comprobar que un chavo les avisa para que entren y para que salgan”.

Entre los comentarios, algunos expresaron su molestia, ya que cerca de la zona muchos comercios se vieron obligados a cerrar, mientras que el estacionamiento funciona para que las mujeres ofrezcan servicios sexuales, hasta que ayer intervinieron las autoridades y clausuraron el estacionamiento.