Científicos y empresarios diseñan app para proteger miel mexicana

Publicado abril 17, 2018, 9:39 am
FavoriteLoadingAdd to favorites 4 mins

Para proteger la industria apícola nacional de prácticas comerciales fraudulentas, empresarios y científicos yucatecos laboran en conjunto para el desarrollo de una aplicación para teléfonos inteligentes (app) y técnicas analíticas de miel.

De esta manera, la ciencia, la tecnología y la innovación establece dicho nexo, dada la importancia de proteger los productos nacionales, principalmente ante la competitividad que prevalece en el mercado internacional.

El especialista del Campus Yucatán del Centro de Investigación y Asistencia en Tecnología y Diseño del Estado de Jalisco (Ciatej), José Esteban González Díaz, destacó el vinculo con la empresa Centro para la Innovación y la Movilidad Sociedad Anónima (SA) de Capital Variable (CV), con la cual se efectúa un proyecto para aprovechar la tecnología en beneficio de la apicultura yucateca, y del país en general.

Informó que en 2016 se contó con el apoyo del fondo del Programa de Estímulos a la Innovación (PEI), y al año siguiente, el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) financió el proyecto de investigación.

Comentó que con dicho estudio se busca apoyar a los apicultores, acopiadores y exportadores de miel para que cumplan con los requisitos de calidad, trazabilidad e inocuidad que exigen los países importadores.

En entrevista, expresó que la primera etapa del proyecto consistió en el diseño y creación de BiotikApp, una aplicación para teléfonos inteligentes, labor que realizó en coordinación con Mauricio Ángeles Martínez.

Dicho instrumento documenta las actividades realizadas en apiarios, como el registro de colmenas y su estado de salud, el registro de floración de las plantas que rodean los apiarios, además de ayudar a aminorar los costos y tiempo de los procesos de certificación.

Abundó que para concretar la aplicación, de grupo de trabajo del Ciatej, encabezado por Ana Luisa Ramos Díaz, recolectó miel e información de diversos apiarios distribuidos en Yucatán,

Mencionó que la labor consistió en evaluar el contenido de polen en la miel y determinar su calidad y origen. Los datos recabados fueron utilizados para alimentar la base de datos de la plataforma.

Reconoció que el incremento de la demanda mundial de miel representa una oportunidad para aumentar los ingresos para las regiones productoras del dulce.

Sin embargo, también ha provocado un alza en prácticas fraudulentas en las que se adiciona jarabe de maíz, soya o arroz a la miel para aumentar su volumen.

Mencionó también que otro fraude en la industria apícola se relaciona con su origen, es decir, miel importada de otros países, principalmente de China, que es reetiquetada y vendida como producto de origen nacional a un precio muy bajo.

Aclaró que ésta práctica impacta negativamente en toda la industria apícola, por lo que ahora se cuenta con las herramientas adecuadas para proteger la actividad.

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.