Chichen Itzá cumplen 15 años de la declaración como una Maravilla del Mundo Moderno

Publicado julio 09, 2022, 3:37 am
FavoriteLoadingAdd to favorites 6 mins

La milenaria ciudad maya de Chichen Itzá cumplió 15 años como una de las Siete Maravillas del Mundo Moderno y cumplirá este mes de noviembre 35 años tras ser reconocida como Patrimonio Cultural de la Humanidad por parte de la Unesco.

En 2007, la mítica urbe logró ser incluida entre las Siete Maravillas del Mundo Moderno, tras una votación online, impulsada por la iniciativa privada, celebración que marco, posteriormente, una serie de eventos internacionales que incluyeron la presentación del tenor internacional Plácido Domingo en un concierto en el que participó el cantautor Armando Manzanero en 2008, posteriormente a la cantante Sarah Brightman en 2009 y al roquero Elton John, en 2010.

“La ciudad junto al pozo de los Itzáes”, edificada en el siglo IX d.C. se construyo por una tribu maya conocida como putunes o chontales. Ahí, forjaron un amplio dominio con una cultura unificada cuyo centro era Chichén ltzá y que alcanzó una prodigiosa cultura, como se escribe en sus estelas y monumentos que hoy se conservan.

La historia de Chichen Itzá aún es incompleta y en nuestros días continuan las investigaciones en sus importantes edificios y construcciones, que siguen generando una amplia cantidad de cuestionamientos sobre la forma y desarrollo en la que se construyó la sociedad maya.

La mítica ciudad, sobresalió como centro cultural y político de la vieja civilización y fue uno de los asentamientos más extensos del centro-norte de la península de Yucatán. Se estima que entre los siglos X y XI de nuestra era, en su época de mayor esplendor, fue la ciudad más poderosa de la península de Yucatán.

Los datos históricos desvelan que, la tribu de los Itzáes se estableció en la zona nororiente de la península hacia el siglo IX d.C. Hacia fines del siglo X, la ciudad fue invadida por una tribu predominantemente guerrera: los toltecas.

Esta última invasión trajo consigo una nueva serie de elementos culturales, sobresaliendo la representación del dios-serpiente Kukulkán. Hacia 1250 d.C., la ciudad fue abandonada por razones no del todo determinadas.

Tan grande fue el poderío de esta ciudad que, siglos después de su decadencia aún era sitio de peregrinación y adoración, e incluso hacia el año 1540 Francisco de Montejo, fundador de Mérida, pensó levantar la capital ahí, en ese mismo espacio.

Chichén Itzá llegó a abarcar unos 25 kilometros cuadrados y se estima de una población superior a los 80 mil habitantes. El centro religioso, cultural y administrativo abarcaba unos 6 kilometros cuadrados; a poca distancia del mismo habitaba la élite, en edificios tipo palacio, decorados con esmero y pintados de colores brillantes.

Las investigaciones científicas advierten de dos grandes momentos de la urbe maya, inicialmente un área ubicada la zona centro sur de las construcciones, hoy conocida como “Viejo Chichen Itzá” y el área norte, donde se ubican los edificios más modernos y donde se vincula la arquitectura a la llegada del grupo de los Toltecas, que transformó las edificaciones y cuadratura de sus centros de culto.

Destaca en Chichen Itzá, ademas de obras pictóricas conservadas en estelas y monumentos, entierros funerarios, brillantes obras plasmadas en piedra, que datan del período Clásico Tardío estimado en el 650 d.C. Además el célebre Cenote Sagrado corazón de las actividades religiosas de toda la región maya, centro de culto al dios de la lluvia, Chaac.

De su fondo cenagoso han sido extraídos objetos de oro, jade, cobre, tela y cestería que aparentemente fueron arrojados como ofrendas ceremoniales. En la la zona conocida como Chichén Antiguo, se encuentran edificios de arquitectura típica, sin mezcla de influjos extranjeros, como los templos de los Cuatro Dinteles, de los Tres Dinteles y del Dintel.

Las investigaciones sobre el desarrollo social, cultural y religioso es aun tema de discución entre especialistas y científicos. En años recientes, nuevas luces se han conocido de sus alcances científicos y astronómicos, que marcan maravillas por si mismos, entre ellos, los fenómenos que se presentan en los equinoccios de primavera y otoño en sus edificios.

Reyes, príncipes y políticos de la era moderna han ido a Chichen Itzá a conocer su grandeza, el portento de sus obras y las maravillas mismas de su historia. A la fecha, es el segundo sitio arqueológico más visitado de México, con cerca de 2.6 millones de visitantes anualmente y destaca que la tecnología permite ahora hacer un recorrido nocturno para disfrutar de la grandeza de su palacios y templos.

Desde las primeras investigaciones realizadas por el aventurero francés Augustus Le Plongeon hacia 1873 hasta la fecha, Chichen Itzá continúa deslumbrando a la ciencia por sus maravillas y grandeza para ser considerada sí, una de las Siete Maravillas del Mundo Moderno.