Cenotes y grutas, milenarios aliados en la recuperación económica de Yucatán

Publicado mayo 13, 2021, 8:19 am
FavoriteLoadingAdd to favorites 7 mins

Las grutas y cenotes de Yucatán se convierten en un potencial turístico, pues se trata de formaciones naturales que fueron originadas hace 65 millones de años, tras el impacto del asteroide que provocó la extinción de los dinosaurios, así como otras especies terrestres y marinas.

Tan sólo ayer se inauguraron los parques ecoturísticos Chichikán y Xuux Peek, cuyo principal atractivo son los cenotes recién hallados, cuyas características propias los hacen diferentes a los demás.

En su gira de trabajo por Valladolid, el gobernador Mauricio Vila Dosal inauguró ambos sitios, en los cuales se combina el ecoturismo así como la difusión de la cultura maya.

Destacó la visión de los empresarios que impulsan ambos desarrollos, por combinar la riqueza natural y cultural de la región, y aseveró que inversión destinada contribuye a la recuperación económica del Estado.

Al mismo tiempo que representan la oportunidad de atraer un mayor número de visitantes y la generación de fuentes de empleo en el Oriente del estado.

El primer parque ecoturístico fue el Xuux Peek, perro avispado, en maya, en el cual hay dos cenotes, a una distancia de cerca de 100 metros, cada uno con características diferentes.

En el Cenote Antiguo, Vila Dosal cortó de listón inaugural junto con el propietario, Jorge Flores González, quien aprovechó la ocasión para agradecer al Gobernador por darle al turismo una parte esencial en la reactivación económica.

Tras realizar la develación de placa conmemorativa, Vila Dosal disfrutó del espectáculo que brinda la naturaleza en este lugar que cuenta con seis habitaciones completas e igual número de contenedores de Glampling, que es una nueva tendencia de alojamiento al aire libre.

Las peculiaridades de este cenote abierto es el descenso de más de 18 metros, la mayor parte es seco, y sólo en un costado hay agua, en unas partes es de color azul turquesa y en otros verdes.

Asimismo, destacó los arboles que hay en el interior, y cuyas ramas han superado el nivel del suelo, además que son numerosas las golondrinas que han hecho sus nidos.

Inmediatamente, visitó el Cenote Caverna que alberga Xuux Peek, cuya peculiaridad son los más de 100 espeleotemas que hay en su interior, es decir, tanto estalactitas como estalagmitas, y en algunos casos, forman columnas, cuando ambas se unen.

Minutos después, el titular del Ejecutivo llegó al parque ecoturístico Chichikán (abuelita huera), acompañado de los propietarios Francisco Antonio Alor Peniche, Alan González Muñoz, Paola Rubí Alor Peniche y Carmen Rubí Peniche Cárdenas, quien recorrió el nuevo atractivo que ofrece toda una experiencia en la selva baja caducifolia de la Península de Yucatán.

Tras el corte de listón y la develación de la placa en el Arco Maya, Vila Dosal visitó este sitio, cuyo trayecto inicia con un ritual maya para purificar el lugar mediante la danza del fuego, a cargo de artistas de Valladolid.

En este marco, el empresario y propietario del Eco-parque turístico Chichikán, Francisco Antonio Alor Peniche, agradeció al Gobernador por su visita pues es muestra del impulso que ha ejercido a proyectos de turismo como éste, que posicionan a Valladolid ante los ojos de México.

“Hoy este proyecto es una realidad a través de una inversión de 36 millones de pesos que generaron un total de 200 empleos entre directos e indirectos y estoy seguro que, si seguimos trabajando de la mano, Gobierno y empresarios, vamos a poder apoyar a mucha gente de nuestra comunidad y continuar generando más empleos”, aseguró el inversionista.

La experiencia del visitante en este lugar incluye el paso por estaciones de pintura de glifo, la representación de la casa maya, un huerto, la elaboración de tortillas a mano y chocolate, al mismo tiempo que una mujer maya explica el proceso para urdir la hamaca y posteriormente una ceremonia dedicada a la diosa Ixchel.

Siguiendo por el camino blanco que guía a cada uno de estos escenarios que conforman este atractivo turístico, se puede probar unas perlas de miel producidas en la región y realzar un brindis con X’tabentún alrededor del árbol de Balché y también se puede observar la elaboración del chicle de forma artesanal.

Más adelante, hay una demostración del Pok Ta’ Pok, juego de pelota maya, como lo realizaban los ancestros, para después llegar al Teatro Maya, en donde danzantes mayas bailan al ritmo de los tambores y el sonido del caracol.

El recorrido concluye en el cenote Chichikán, de tipo abierto y con 24 metros de profundidad, con una isla en su interior, paredes internas de piedra caliza y porosa, sistema natural de filtración de agua, una escalera de 90 escalones.

Al final del recorrido, los visitantes puedan ingresar a una ceiba, de más de 100 años de existencia, la cual sobrevivió a un rayo, el cual formó una oquedad en su interior.

Es decir, al no tener el centro del tallo, se convirtió en un natural observatorio de sol cenital, pues la parte superior está ahuecado, por donde el rayo pegó, y éste salió al ras del suelo, dejando una puerta de cerca de 1.6 metros de alto.