Capacitan ante posibilidad de derrame petrolero en Yucatán

Publicado octubre 16, 2018, 3:41 pm
FavoriteLoadingAdd to favorites 6 mins

Ante posibles derrames petroleros que se puedan registrar en Golfo de México, especialistas de las entidades que conforman la región desarrollarán un plan de contingencia de tortugas marinas y el hábitat marino, anunciaron especialistas de la Unidad Mérida del Centro de Investigación y de Estudios Avanzados (Cinvestav).

Incluso, se estableció que a poco más de ocho años del gran derrame registrado frente a Estados Unidos, hasta el momento se desconoce el impacto que tuvo en la biodiversidad del país.

La especialista del departamento de Recursos del Mar del Cinvestav – Mérida, María de los Ángeles Liceaga Correa, informó que como parte del Consorcio de Investigación del Golfo de México (Cigom), en los últimos años, la institución se dedica a estudiar la distribución de las tortugas marinas en el área nacional del Golfo de México, desde Tamaulipas hasta Quintana Roo.

Asimismo, en el Laboratorio de Percepción Remota y Sistemas de Información Geográfica del Cinvestav se obtiene información científica de base relacionada con ésta región del Océano Atlántico,

Expresó que con los logros obtenidos, los investigadores generarán un plan de atención a contingencias por operación petrolera que afecta a tortugas marinas y sus hábitats en el Golfo de México.

Agregó que la labor se realiza con la colaboración de representantes de instituciones de investigación, asociaciones civiles y el sector público.

“Estos esfuerzos forman parte del proyecto Análisis de hábitats críticos de tortugas marinas, inscrito en dos líneas de trabajo del Cigom, la Línea base y monitoreo ambiental así como del Análisis de escenarios de derrames”, acotó.

La coordinadora del laboratorio mencionó que el sub-proyecto tiene el objetivo de dar a conocer la distribución espacio-temporal de individuos de tortugas marinas.

Explicó que de igual forma, se busca identificar sus zonas de agregación y sus corredores migratorios, así como generar un conocimiento experto para el desarrollo del plan de atención a contingencias por operación petrolera para estas especies marinas.

La entrevistada reconoció que a nivel internacional han ocurrido desastres de gran magnitud a causa de derrames de petróleo, tal como ocurrió el 20 de abril de 2010, con la explosión ocurrida en la plataforma petrolera Deepwater Horizon, accidente que ocasionó el derrame accidental más grande de la historia.

Abundó que durante los tres meses en que tardó para ser detenida, la fuga liberó alrededor de cinco millones de barriles de crudo en el Golfo.

Debido a que no se contaba con información sobre las condiciones de esta región previas al desastre, hasta el momento se desconoce con exactitud la magnitud de los daños y efectos del derrame en el ecosistema y, en particular, en las tortugas marinas.

Agregó que a partir de las ideas compartidas de un grupo de científicos y personal de Petróleos Mexicanos (Pemex) en torno a la falta de información para entender y actuar en caso de posibles derrames de hidrocarburos de gran escala en el Golfo de México, en 2015 se fundó el Consorcio de Investigación del Golfo de México.

“Es un grupo especializado en proyectos multidisciplinarios relacionados a posibles impactos ambientales de la industria del gas y petróleo en los ecosistemas marinos de esta región”, subrayó.

Desde su fundación, el Cigom ha coordinado el proyecto de gran alcance “Implementación de redes de observaciones oceanográficas (físicas, geoquímicas, ecológicas) para la generación de escenarios ante posibles contingencias relacionadas a la exploración y producción de hidrocarburos en México”.

Mencionó que el presupuesto es financiado a través del Fondo del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) – Secretaría de Energía (Sener) – Hidrocarburos.

Especies prioritarias de conservación

Por su parte, Guadalupe Mexicano Cíntora, las tortugas marinas fungen como indicadores de salud de ambientes costeros y marinos, y las acciones que se establecen para su protección ayudan a la conservación y entorno de otras especies.

Además, resultan prioritarias para el mantenimiento de ecosistemas marinos debido a que transportan nutrientes y energía entre hábitats, al mismo tiempo que contribuyen al mantenimiento del equilibrio en la biodiversidad de los hábitats.

En cuanto a sus atributos biológicos importantes, son de crecimiento lento, madurez tardía, tienen una tasa de mortalidad elevada durante las primeras etapas de su vida y un ciclo de vida prolongado y caracterizado por sus migraciones, donde ocupan diferentes ambientes terrestres, costeros y marinos, además de distintas regiones geográficas.

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.