Canícula favorecería reaparición de sequía en la Península de Yucatán

Publicado julio 19, 2021, 4:57 pm
FavoriteLoadingAdd to favorites 5 mins

La canícula permitiría la reaparición de la sequía en la Península de Yucatán, pues tan sólo en la primera quincena de julio se registraron áreas anormalmente secas, reveló la Comisión Nacional del Agua (Conagua).

Actualmente, la región lleva más de un año libre de sequía, sin embargo, volvió a surgir el riesgo de aparición, con la condición de anormalmente seco.

Durante la primera quincena de julio de 2021, se observaron precipitaciones por arriba del promedio en el noroeste, noreste, centro, occidente y regiones puntuales del sur del país, las lluvias se asociaron a la continuidad del Monzón de Norteamérica, al desarrollo de líneas de vaguada, la presencia de un vórtice en niveles medios de la atmósfera, el paso de 6 ondas tropicales y el ingreso de humedad desde el océano Pacífico, el Golfo de México y el Mar Caribe.

Estas precipitaciones favorecieron, al igual que la quincena anterior, la disminución de áreas con sequía, principalmente en los estados de Sonora, Chihuahua, Durango, Coahuila, Zacatecas, San Luis Potosí, Nuevo León y Tamaulipas.

Sin embargo, en esta quincena, se registraron anomalías negativas de precipitación en Sinaloa, Guerrero, regiones del centro sur, la vertiente del Golfo de México y la Península de Yucatán.

Por ende, solo se observó un ligero incremento de áreas con sequía en el norte de Sinaloa y el surgimiento de zonas anormalmente secas (D0) en Guerrero, sur de Veracruz y oriente de la Península de Yucatán.

A nivel nacional, hasta el pasado jueves 15, el porcentaje del área con sequía de moderada a excepcional (D1 a D4) fue de 28.04 por ciento, es decir, 15.15 por ciento menor que lo cuantificado a finales de junio del mismo año.

Actualmente, en cuatro municipios de la Península está presente la fase preliminar de la sequía, por lo que resultó insuficiente la lluvia registrada en junio así como en las primeras dos semanas de julio.

En este año, la D0 se registró del 15 de abril al 15 de junio, desapareció en la segunda quincena del sexto, y en esta ocasión volvió a surgir, en esta ocasión, en un municipio de Campeche y específicamente, en Calakmul, y en tres de Quintana Roo, en Felipe Carrillo Puerto, Othón P. Blanco y Bacalar.

Las regiones Frontera Sur, Pacífico Sur, Golfo Centro y Península de Yucatán se mantienen libres de sequía al iniciar el segundo semestre de 2021, pero el riesgo prevalece.

El Servicio Meteorológico Nacional (SMN) explicó que en toda la Península de Yucatán, la sequía está ausente desde la segunda quincena de mayo de 2020, y Celestún fue el único municipio que se mantuvo sin secuelas a lo largo de ese año.

Sin embargo, en la segunda mitad de julio de 2020, inició la condición de anormalmente seco, que es el proceso previo al establecimiento de la sequía, la cual duró hasta finales de septiembre, al grado que abarcó cerca del 40 por ciento de la superficie.

La interfase entre la normalidad y la sequía, denominada como D0, es una condición de sequedad y no de una categoría de sequía cuya duración es suficientemente prolongada como para causar desequilibrios hidrológicos significativos.

Por ende, la Península de Yucatán tiene 14 meses de permanecer libre de alguna condición de sequía, de la moderada a la excepcional (D1-D4), sólo que ahora reapareció la condición de anormalmente seco (D0).

De acuerdo con el Monitor de Sequía en México (MSM), la condición anormalmente seco (D0) afecta el 13.3 por ciento de la Península, específicamente, el 33.5 por ciento de la superficie de Quintana Roo y el 6.7 porcentual de Campeche.

En el país hay dos mil 463 municipios, y el fenómeno afecta a 353 poblaciones, el 14.3 por ciento, de los cuales 138 tienen sequía moderada (D1); 115 de tipo severa (D2); 82 de tipo extrema (D3), y 18 de tipo excepcional (D4).