Campeche y Yucatán, entre los cuatro estados con menor incidencia de narcomenudeo

Publicado junio 27, 2021, 9:22 am
FavoriteLoadingAdd to favorites 9 mins

Campeche y Yucatán se ubican entre los cuatro estados con menor incidencia de narcomenudeo, mientras que Quintana Roo está en el treceavo lugar, reveló el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SNSP) de la Secretaría de Gobernación (Segob).

Incluso, de acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), del total de los delitos del fuero común y federal en averiguaciones previas y carpetas de investigación iniciadas en las fiscalías y procuradurías de justicia del país, el 4.7 por ciento estuvo relacionados con drogas, de los cuales, el 92.7 por ciento fueron en su modalidad de narcomenudeo y el 7.3 porcentual fueron delitos federales contra la salud relacionados con narcóticos.

En los primeros cinco meses del año, en la República Mexicana se interpusieron 35 mil 556 denuncias penales de fuero común, con un aumento del 11.7 por ciento, con respecto al mismo período de 2020, cuando la suma fue de 31 mil 818.

De acuerdo con la “Incidencia Delictiva del Fuero Común”, el mayor número de denuncias interpuestas ocurrió en Guanajuato, con nueve mil 404, el 26.4 por ciento, seguido de Coahuila, con cuatro mil 178 querellas, el 11.7 por ciento, y Baja California, con tres mil 950 expedientes, el 11.1 porcentual.

Mientras que del otro lado de la tabla nacional está Nayarit, con 23 carpetas de investigación, el 0.06 por ciento, seguido de Tabasco, con 26 denuncias, el 0.07 por ciento, Campeche, con 61 querellas, el 0.17 por ciento, y Yucatán, con 70 expedientes, el 0.2 porcentual.

A nivel estatal, la problemática disminuyó ese 13.6 por ciento, ya que en comparación con los primeros meses de año anterior, cuando el acumulado fue de 81 denuncias interpuestas ante el Ministerio Público.

En el treceavo lugar está Quintana Roo, con 487 querellas de fuero común, el 1.37 por ciento.

De acuerdo con el Inegi, a partir de 1988, la Asamblea de la Naciones Unidas determinó el 26 de junio como el Día Internacional de la Lucha Contra el Uso Indebido y el Tráfico Ilícito de Drogas, con la finalidad de hacer conciencia sobre el grave problema que representan las drogas ilícitas en la sociedad.

En el marco de este llamado, el Inegi presentó datos de censos nacionales y estatales de gobierno y procuración de justicia para ofrecer un panorama del fenómeno de las drogas en México desde el ámbito de la justicia a través de las estadísticas sobre personas y delitos relacionados con drogas, así como de algunos resultados de las acciones que el Estado mexicano ha desplegado para combatir el tráfico y producción de estupefacientes.

En el último lustro, la política internacional de drogas ha estado en constante cambio debido a las estrategias globales y regionales que promueven la adopción de los enfoques de género y derechos humanos en el combate a las drogas, así como por las reformas de tipo legislativo que se han impulsado en algunos países para regular el uso y consumo de algunos estupefacientes, en particular del cannabis.

Durante 2019, se registraron un total dos millones 185 mil 33 delitos del fuero común y federal en averiguaciones previas y carpetas de investigación iniciadas en las fiscalías y procuradurías de justicia del país.

De los dos millones 86 mil 637 delitos del fuero común, el 4.5 por ciento fueron delitos relacionados con drogas y de los 98 mil 396 delitos del fuero federal, el 9.2 porcentual se vinculó con droga.

Es decir, el 4.7 por ciento del total nacional de delitos estuvieron relacionados con drogas, de los cuales, el 92.7 por ciento fueron en su modalidad de narcomenudeo y 7.3 porcentual fueron delitos federales contra la salud relacionados con narcóticos.

Entre 2017 y 2019 hubo un aumento en las tasas de delitos registrados relacionados con drogas, especialmente en el caso de narcomenudeo cuyo registro se duplicó, al pasar de 58.4 a 103 delitos por cada 100 mil habitantes de 18 años y más.

En los últimos tres años, el registro de delitos de narcomenudeo es más marcado en Chihuahua, Baja California, Coahuila y Guanajuato, entidades con las tasas más altas de delitos registrados.

Con relación a las sustancias psicoactivas involucradas en los delitos de narcomenudeo, se encontró que la mitad de los delitos, el 50.1 por ciento, estuvieron relacionados con la posesión y comercio de cannabis, que, como ocurre en el resto del mundo.

Pese a las reformas hacia la despenalización, sigue siendo la principal droga por la que las personas entran en conflicto con la Ley.

Por su parte, el 34.1 por ciento de los delitos estuvieron relacionados con metanfetaminas y el 14.4 porcentual con cocaína.

Más aun, la mayoría de los delitos de narcomenudeo fueron por la posesión o comercio de pequeñas cantidades, sobre todo de cannabis y cocaína.

A finales de 2019 se encontraban recluidas 197 mil 373 personas en los centros penitenciarios federales y estatales del país. En el 7.6 por ciento de los casos la reclusión fue por un delito relacionado con drogas.

En los centros penitenciarios federales casi la mitad de las mujeres fueron privadas de la libertad por participar en actividades relacionadas con el transporte de drogas.

La participación de las mujeres en el mercado de las drogas es un tema que merece atención, hay análisis que sugieren que las mujeres suelen ser utilizadas como “correos humanos”, es decir, desempeñan tareas de bajo rango, pero de alto riesgo.

Además, en comparación con los hombres, las mujeres enfrentan mayor incertidumbre respecto de su situación jurídica.

Una de cada dos mujeres que se encontraban en 2019 privadas de la libertad por el delito de narcomenudeo no había recibido sentencia y, en el caso de los delitos federales relacionados con narcóticos, el 33.8 por ciento de las mujeres recluidas estaba en la misma situación.

Esto contrasta respecto a la situación de los hombres, cuyas tasas de no sentencia fueron menores para ambos tipos de delitos

En México se observa una tendencia decreciente en el aseguramiento de drogas desde 2011, particularmente en los casos de marihuana y amapola que en 2018 y 2019 alcanzaron los niveles más bajos desde que se tiene registro, aunque con el aseguramiento de cocaína la tendencia se revierte.

Esta situación contrasta con la tendencia internacional, donde los aseguramientos de drogas han registrado niveles históricos en los mismos años.

En el caso de las sustancias incorporadas recientemente al mercado de drogas, se encuentra el fentanilo, cuyo uso indebido representa un grave riesgo para la salud, pues sus efectos son hasta 100 veces más potentes que la morfina.

De ahí la urgencia de las acciones de aseguramiento de esta droga para evitar que continúe la tendencia creciente de su comercialización alrededor del mundo.

En 2019, se registró en México la incautación de 179.1 kilogramos de esta sustancia, cantidad que es comparativamente alta respecto de las incautaciones en otras partes del mundo; por ejemplo, en Europa Occidental y Central alcanzaron 5 kg en 2016 y 17 kg en 2017,10 mientras que en la India se incautaron 100 kilogramos en 2018.