Calor y humedad ‘disparan’ las enfermedades gastrointestinales

Publicado junio 15, 2018, 6:04 am
FavoriteLoadingAdd to favorites 5 mins

Como un caldo de cultivo, las altas temperaturas que vivimos actualmente son propensas a generar infecciones gastrointestinales sin respetar edades. Y así lo demuestran los números: de acuerdo con información otorgada por el Instituto Mexicano del Seguro Social Yucatán (IMSS), en abril pasado los casos registrados de gastroenteritis fueron de 5,050 y sólo un mes después ascendieron a 5,599.

El doctor Jorge Martínez Torres, titular de la Jefatura de Prestaciones Médicas de la institución, explicó que la elevada temperatura, humedad y viento favorecen la descomposición de alimentos y la propagación de gérmenes, bacterias, virus y parásitos que provocan enfermedades gastrointestinales, que de no ser atendidas a tiempo ponen en riesgo la vida.

Las infecciones gastrointestinales se relacionan con la presencia de bacterias como Escherichia Coli, Salmonella, Shigella y Estafilococo, origen frecuente de la contaminación de alimentos, y otros gérmenes como la amiba.

El médico advirtió que se consideran factores para desarrollar gastroenteritis el antecedente de bajo peso al nacer en lactantes, desnutrición, esquema de vacunación incompleto, práctica inadecuada de lactancia materna, así como deficiencia en los hábitos de higiene.

“Los menores de cinco años y mayores de 65 años representan la población más vulnerable a las complicaciones de gastroenteritis sobre todo por la deshidratación, porque en los menores los sistemas biológicos no son capaces de compensar las pérdidas agudas de agua y electrolitos, que son las sales esenciales para la vida; y en los mayores la deshidratación descompensa más fácilmente una afección cardiovascular o metabólica”, detalló el jefe de Prestaciones Médicas. También hizo hincapié en que, en ambos casos, la deshidratación puede tener complicaciones tanto a nivel gastrointestinal y llegar a situaciones graves como estado de choque, falla de la función renal y la muerte.

Tratamiento

En el IMSS el tratamiento de las infecciones gastrointestinales consiste en evaluar el origen del padecimiento, característico por la presencia de fiebre, dolor abdominal, náusea, vómito, evacuación fétida, disminuida de consistencia asociada a la presencia de moco y/o sangre. Posteriormente, se determina el grado de deshidratación que presenta el paciente y si tolera el consumo de electrolitos orales.

Conocida la información del paciente, el médico indicará si requiere tratarlo con medidas de soporte básico, incluida la administración de electrolitos orales y una dieta astringente. Según la gravedad del caso, se considera la necesidad de incluir antibióticos, hospitalizarlo para aplicarle líquidos parenterales (por vía endovenosa) y controlar las complicaciones que además de la deshidratación pueden llevar a alteraciones como perforación intestinal, estado de choque y falla renal o cardíaca.

Ante la sospecha de infección gastrointestinal se recomienda acudir de inmediato al médico y evitar la automedicación para evitar resistencias bacterianas.

Prevención

Para prevenir este tipo de problemas de salud se exhorta a la población a extremar las medidas de higiene:

  • Lavarse las manos antes de preparar y consumir los alimentos y después de ir al baño
  • No consumir alimentos en la vía pública
  • Utilizar agua potable, hervida o embotellada
  • Procurar consumir alimentos frescos
  • Ante la presencia de gastroenteritis en niños se deben vigilar la presencia de mucosas orales secas, llanto sin lágrimas, ojos hundidos, piel seca y rechazo al alimento. Se recomienda en estos casos visitar de inmediato al médico.

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.