Califican como regular la salud de las costas yucatecas

Publicado octubre 01, 2018, 5:10 pm
FavoriteLoadingAdd to favorites 6 mins

Con el reporte de que la calidad del agua del litoral yucateco no es óptima, al menos 7 indicadores de una evaluación sobre la salud de las costas yucatecas advierten una calificación de “Regular”. En tanto que, un 35 por ciento de estas zonas marinas están seriamente impactadas por desarrollos urbanos no sustentables.

El estudio “Tarjeta de reporte para la costa yucateca 2017, realizada por el Laboratorio Nacional de Resiliencia Costera (Larense) arrojó como resultado que, tras evaluar siete rubros: cobertura de manglar, población de flamencos, calidad del agua, condición de la playa, anidación de tortugas, cobertura de pastos marinos, frecuencia de marea roja, se reporta como “regular” la calidad de la salud del litoral yucateco.

El trabajo, integrado por diversas instituciones científicas y asociaciones civiles del Sureste establece que, se realizó un estudio con 28 indicadores, de los que 26 reportan condiciones como regulares, pero no óptimas, especifica el documento.

Sobre este tema, Paulo Salles Afonso de Almeida, investigador del Instituto de Ingeniería de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), estableció que, la calificación establecida como B, se establece como promedio a los resultados de esta evaluación.

La tarjeta de reporte para la costa yucateca es un análisis que divide en cuatro zonas las 320 kilómetros correspondientes al estado de Yucatán, estableciendo una primera región para los municipios de Celestún y Hunucmá, región dos Progreso, Telchac; región tres desde Dzilám Bravo hasta San Felipe y región cuatro Ría Lagartos.

Esta “tarjeta” consensa un seguimiento de dos décadas sobre el proceso de conservación de las costas yucatecas, puntualizando que este estudio podría alcanzar una duración de cinco años. En la tarjeta se describen las condiciones de las cuatro regiones que se monitorean, siendo los municipios de Progreso y Telchac los que reportan un mayor número de puntos críticos, primordialmente en calidad del agua, aumento de población, pobreza y pérdida de bienestar social y calidad de vida.

Aunado a un crecimiento la contaminación, falta de planeación y regulación eficiente, disminución de recursos turísticos y vulnerabilidad ante fenómenos climatológicos. Todo ello provoca una degradación de los ecosistemas costeros como manglares, humedales, pastos marinos y playas, además de pérdida de hábitats y biodiversidad, de la misma forma un aumento a la erosión de playas propensas a inundaciones.

La “tarjeta” establece un seguimiento desde 1993 de las zonas de anidación de tortugas, su proceso de desarrollo y reproducción, así como el volumen de las especies que arriban a nuestras costas y zonas de islas como es el caso de los Alacranes. De la misma manera el desarrollo de las parvadas de flamencos que anidan en las zonas humedales del estado donde Ría Lagartos y Celestún y el Palmar son las mayor demandadas.

La “tarjeta” evalúa con los términos: de calidad A, las regiones tres y cuatro que comprenden Dzilam Bravo, Rio Lagartos; con calificación B, la zona uno de Celestún y el Palmar y con calidad C, Progreso y Telchac donde cinco de los rubros estudiados están en rojo: calidad del agua, marea roja, salud de los manglares, los pastos marinos y las playas.

El reporte establece que como luces del semáforo, la calificación verde que más del 67 por ciento de los indicadores están bien u óptimos, el amarillo o preventivo considera que los indicadores están entre un 33 y 67 por ciento; en tanto que, el color rojo, alerta, establece que indicadores son de un 33 por ciento o menos.

Los expertos que dan seguimiento a la realización de estas tarjetas establecen que, las costas de Dzilám Bravo hasta los límites costeros con Quintana Roo mantienen en verde la calidad de vida de las tortugas, flamencos, playas y manglares, pero deben poner mayor atención a la calidad del agua y las condiciones de sus humedales.

Para la región uno, establecida entre Celestún y Hunucmá, para los puertos costeros de Celestún, la Reserva del Palmar y Sisal, cuatro de los siete segmentos evaluados mantienen en verde, en tanto que, en preventivo están la calidad del agua, la calidad de pastos marinos y las zonas de anidación de tortugas, concluye.

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.