Cada vez más libros yucatecos deshojados por el Alzheimer

Publicado septiembre 29, 2018, 2:21 pm
FavoriteLoadingAdd to favorites 6 mins

La falta de memoria es el problema más grave que tuvo que enfrentar M. como cuidadora de su mamá de 82 años, paciente que padece Alzheimer.

“Ella recuerda casi perfectamente las cosas del pasado. El problema es la falta de confianza en mí, el exceso de confianza en ella misma y muchas veces no se deja atender ni guiar. Eso afecta mucho nuestra relación y es muy difícil de sobrellevar”, cuenta M.

R. es esposa de un hombre que padece también Alzheimer y ya puede andar poco. Se expresa casi sin hablar y no puede comer sin ayuda. Tampoco se baña ni se viste solo. R. adaptó todas las habitaciones de la casa para minimizar riesgos de caídas así su marido no se hace daño.

“Hay que pensar en todo y hasta me planteé el tema de internarlo en una residencia, pero mientras pueda ocuparme de él, prefiero que se quede conmigo en casa”, afirma.

Testimonios como estos formaron parte del “Simposio Actualidades del Alzheimer” el que, con sala llena, se realizó de 9 am a 1 pm en las instalaciones de la Facultad de Medicina de la Universidad Autónoma de Yucatán.

El gerontólogo José Miguel Ceballos –uno de los organizadores del evento- nos explicó la importancia de este tipo de conferencias brindadas por especialistas para que la comunidad pueda informarse mejor sobre el Mal de Alzheimer y sobre todo crear conciencia no sólo a nivel familiar, sino también en gobiernos y empresas, a fin de que se genere más investigación en torno a esta enfermedad que hoy día padecen 54 millones de adultos mayores en el mundo.

Actualmente se diagnostica un caso de Alzheimer cada tres segundos y se estima que, para 2050 esta cifra ascenderá a 152 millones de pacientes. En Yucatán hay más de 200 pacientes, pero se espera que la tendencia vaya en aumento al comenzar el envejecimiento progresivo de la población y aumente la expectativa de vida.

Libro deshojado

Una de las ponencias estuvo a cargo del doctor Juan José Méndez Castillo, quien explicó que esta enfermedad degenerativa la padecen adultos mayores a partir de los 60-65 años y a partir de los 85 la cantidad de casos aumenta. Provoca deterioro en la memoria, compresión, orientación, en el lenguaje, aprendizaje y pensamiento. Hoy en día no tiene cura.

“Cuando nacemos, vamos escribiendo nuestra historia en un gran libro. Nuestras primeras vivencias son las más importantes y las que siempre quedan. El Alzheimer va deshojando ese libro desde las últimas páginas, por eso siempre se mantiene la memoria del pasado. Es una enfermedad que afecta los recuerdos, las emociones y cambia la personalidad”, especificó el especialista.

Durante el simposio se trataron temas como “Alzheimer y movimientos involuntarios”, “Neuroimagen del Alzheimer”, “Actualidades neuropsicologícas”, “Tratamiento actual y futuro del Alzheimer” y también hubo testimonios.

Guía para cuidadores

Los consejos claves de los cuidadores –familiares o personas contratadas- que trabajen con pacientes con Alzheimer se basan en la paciencia, la más importante de todas. Es importante que si un enfermo desconoce a su propio hijo o lo trata mal, no hay que angustiarse ni enfadarse con ellos. También hay que aprender a distraerlos cuando tienen ideas obsesivas o cuando se sienten desorientados. Esos momentos requieren que el cuidador sepa manejar la situación para que no se angustie él mismo.

Hablarle siempre con una sonrisa a un paciente con Alzheimer es clave también, hasta en etapas muy avanzadas de la enfermedad, cuando ya no se sabe si el paciente escucha o comprende. Nunca hay que perder esa sonrisa.

 

Los doctores Agustín Torres y Gabriela Valenzuela escribieron el libro “Guía para sobrevivir al proceso de cuidar a una persona con demencia Alzheimer y otros tipos de demencia”, que se ofreció en el simposio. Para más información sobre este ejemplar, contactarse con el gerontólogo Ceballos al mail [email protected] o al celular 9994 389842.

El evento fue organizado por la Facultad de Medicina de la Uady, la Academia Yucateca de Medicina y Cirugía y el Instituto Neuropsiquiátrico de Yucatán, y auspiciado por la Academia Mexicana de Cirugía.

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.