Buscan a su padre en Mérida: son de Veracruz y hace 40 años que no lo ven

Publicado enero 13, 2020, 8:17 pm
FavoriteLoadingAdd to favorites 2 mins

MÉRIDA, 13 de enero de 2020.- Hace más de 40 años la historia entre la veracruzana Eva Román Castillo y el yucateco Jorge Esteban Hernández Jiménez abrió una prolongada pausa, que ahora ella está dispuesta a romper.

Muy jóvenes se conocieron en Coatzacoalcos, Veracruz, donde ella trabajaba como auxiliar del Registro Civil y él como hojalatero.

Cupido los flechó y fruto de ese amor nacieron dos hijas, pero el alcoholismo de Jorge Esteban llenó de nubarrones el horizonte de la joven familiar.

Cansada de su manera de tomar, ella lo abandonó y él regresó a Mérida, nunca más supieron de él, ni la esposa ni las hijas, que crecieron con apoyo del papá de Eva.

Por terceras personas se enteraron que Jorge en dos ocasiones fue a la casa paterna de Eva, pero el suegro lo corrió y nunca más volvió.

Las circunstancias de la vida llevaron a Eva a Acayucan, Veracruz, donde formó una nueva familia al lado de un hombre que fue como un padre para aquellas dos niñas, hoy ya unas mujeres de 40 años, con hijos y hasta nietos.

Sin saberlo, Jorge Esteban ya es bisabuelo, y ahora Eva ya con el pasado en paz quiere verlo, no para reclamarle nada, sino para que conozca a sus hijas y ellas también puedan conocerlo.

Lo único que saben es que vive en Mérida, y en el acta de matrimonio se menciona que residía en la colonia Bojórquez, en una calle con cruzamientos 104 y 106.

Eva sabía que el papá de Jorge Esteban era intendente en una escuela, al parecer de la colonia Miraflores.

Las hermanas tenían una tienda de guayaberas en la colonia donde vivían.

Lo recuerda delgado, moreno y calzando siempre chancletas.

Quien tenga datos de Jorge Esteban Hernández Jiménez y quiera ayudar a este reencuentro, puede llamar al 924 118 0644, con Eva Román.