Bejarano viene a buscar adeptos yucatecos para su movimiento de esperanza

Publicado septiembre 08, 2018, 4:15 pm
FavoriteLoadingAdd to favorites 5 mins

“Un error es como una herida profunda en el cuerpo, deja cicatriz, pero de ahí a estar abriendo la herida a cada momento y en cada circunstancia, pues eso ya es insano y ocurre permanentemente”.

Esta fue una declaración que dio en agosto pasado René Bejarano Martínez, recordado como “El Señor de las Ligas” cuando era coordinador de la bancada perredista en la Asamblea de Representantes de CDMX y recibió en 2004 fajos de billetes de manos del empresario argentino Carlos Ahumada a cambio de “favores” políticos.

Hoy sábado le volvieron a recordar que era “El señor de las ligas” y Bejarano frenó en seco a la periodista que le preguntó:

“Hace quince años de eso… Ya… Por favor…”. Y cambió radicalmente de tema.

Y quiere hacer borrón y cuenta nueva porque hoy vino a Yucatán a otra cosa. Como líder de la asociación civil “Movimiento Nacional por la Esperanza” (MNE) visitó el estado para evaluar el nivel de avance de la organización, conocer inquietudes y proyectos de los “compañeros” e impulsar el movimiento con nuevos adeptos.

De entrada aclaró que ya no pertenece al PRD desde que, en septiembre pasado, se dio de baja porque estuvo en desacuerdo con el partido por su coalición con el PAN. También aseguró que no milita en Morena ni aspira a un puesto político en el partido. Tampoco lo invitaron a participar, agregó.

Como parte de una visita nacional a distintas entidades del país, el líder de MNE explicó que durante lo que queda de septiembre y octubre se pusieron como meta visitar los 32 estados de México.

“Venimos a fortalecer la organización y a ampliar la participación ciudadana. Queremos invitar a la gente a unirse a la asociación para impulsar el cambio porque creemos que la organización social y la ciudadanía contribuirán a que nuevos proyectos del gobierno federal se concreten, como el tren maya, que motivará generación de empleo y turismo”, detalló.

Con reuniones ya realizadas en Progreso y Muna, en Mérida realizarán hoy una asamblea de líderes. Sin embargo, para Bejarano en Yucatán todavía existe una fuerza muy presente del PRI y del PAN.

“Hubo un avance muy importante, aunque aquí todavía la fuerza del PRI y del PAN es significativa y se requiere mucho trabajo social y organización y para eso vinimos”, remarcó.

Aunque negó que Morena esté detrás del MNE, señaló que integrantes de ese partido político, del PRD y apolíticos forman la asociación.

“Nueva Esperanza por el Buen Vivir no es una expresión de Morena y no pretendemos ser un partido político ni un grupo al interior de ningún partido, sino una representación social, amplia, plural y ciudadana”, indicó.

Con casi 600 mil afiliados, el MNE se formó en 2004 y en 2008 se convirtió en una asociación civil que subsiste, según Bejarano, “sin tocar recursos”. “Funcionamos como un equipo que se representa a sí mismo. Cada quien se hace cargo de sus gastos”, manifestó. Además de dedicarse a ser líder del MNE, Bejarano se definió sólo como buen padre y “amadísimo” esposo.

Sobre si volvería a contactar a Ivonne Ortega –como hizo en tiempo pasado- para que se sume al MNE, Bejarano contestó que ella misma no les contestó.

“No hubo contacto porque ella misma descartó esa posibilidad cuando se incorporó y disciplinó en su partido. Queríamos sumar para obtener resultados en aquel momento. Ahora estamos en otra instancia”, explicó.

Por otra parte, para Bejarano, la alianza que hizo Morena con el PVEM para lograr el control del Congreso no fue un error del partido de AMLO y hasta lo avaló.

“No importa de dónde venimos, sino hacia dónde vamos y aquí cabemos todos. Con todos hay que gobernar en el ámbito que le corresponda”, sentenció “El Señor de las Ligas”.- CGO.

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.