Bebedor yucateco se va en el último trago

Luego de embriagarse toda la noche, llegó a su casa y se tiró en el piso a dormir. Como siempre hacía lo mismo no le dieron importancia hasta media mañana, cuando fueron a despertarlo y vieron que estaba pálido y frío.

515

Como diría una canción de José Alfredo Jiménez, un vecino de Tizimín se fue en el último trago, aunque para ser honestos, fue después de muchos tragos.

El fallecido fue identificado como José Ismael Poot Nahuat, de 37 años, quien había caído en las garras del vicio, al grado de que ya era un bebedor consuetudinario.

Muy temprano esta mañana, luego de una parranda, llegó a su domicilio ubicado en la calle 32 entre 49-A y 49-B de la colonia Nahbalam de Tizimín.

Como solía hacerlo, se quedó dormido en el piso. Su familia no le dio mayor importancia hasta que aproximadamente a las 9:30 de la mañana su esposa fue a despertarlo para que se fuera a continuar durmiendo la cruda en su hamaca.

Sin embargo, se percató que estaba frío, pálido y no reaccionaba a los estímulos.

Paramédicos de la Cruz Roja que llegaron al sitio confirmaron el fallecimiento.

Comentarios

Comentarios