Batres proponer rotar por género y partido la presidencia del Senado

Luego de que lo hicieron a un lado de la mesa directiva, propone establecer mejores reglas para garantizar que no haya desequilibrios.

87

Martí Batres Guadarrama, senador de Morena, propuso la rotación de género y de partido político en la presidencia de los dos órganos de gobierno del Senado: la Junta de Coordinación Política y la Mesa Directiva.

Al anunciar la presentación de una iniciativa para reformar la Ley Orgánica del Congreso, dijo que también plantea establecer la alternancia de género en las coordinaciones de los grupos parlamentarios, donde la mayoría son hombres en la actualidad.

Estas reformas tienen que ver con una respuesta a la crisis suscitada en la elección de las Mesas Directivas de ambas Cámaras.

En el caso del Senado, Martí Batres intentaba reelegirse al frente de la Mesa Directiva e impugnó la elección de la morenista Mónica Fernández al señalar que hubo irregularidades en el proceso interno del partido para proponerla como candidata ante el Pleno.

A su vez, dijo que en la Cámara de Diputados se concluyó por ampliar los equilibrios al aprobar que el PAN presidiera la Cámara en el segundo año legislativo.

Sin embargo, acusó que en el Senado se restringieron los equilibrios y “el desenlace condujo a la concentración del poder interno en una sola persona” en alusión al coordinador parlamentario, Ricardo Monreal, a quien atribuyó en días anteriores las irregularidades en la contienda interna.

El expresidente de la Mesa Directiva consideró en su iniciativa incluir el voto ponderado en la elección de órganos directivos para no impedir el derecho de las mayorías.

También propuso que el tiempo que dure un Grupo Parlamentario al frente de la Mesa Directiva y la Junta de Coordinación Política sea proporcional a la proporción de senadores que tenga en el Pleno.

De ese modo, si la bancada mayoritaria tiene la mitad de los senadores del Pleno, también tendría derecho a presidir los órganos directivos la mitad del tiempo que dure la legislatura, ya sea de manera continua o alternada.

En el proyecto se propone, precisó, que el tiempo que dure un grupo parlamentario presidiendo la Mesa Directiva y la Junta de Coordinación Política sea el equivalente aproximado a la representación que tiene en el Pleno.

“Si Morena tiene aproximadamente la mitad de la representación en el Pleno del Senado debe corresponderle -a lo largo de los seis años y las dos legislaturas que dura el Senado de la República- dirigir cada uno de estos órganos hasta tres años”.

Ello, dijo el ex dirigente de Morena, permitiría que de manera proporcional otras fuerzas políticas también presidan la Mesa Directiva y la Junta de Coordinación Política, tal y como sucede en la Cámara de Diputados.

“También estamos planteando que tanto en la Mesa Directiva, como en la Junta de Coordinación Política, haya una alternancia de género, para que un año presida algún integrante de los dos géneros y el siguiente año otro. Además, si se elige a una mujer para presidir a estos órganos, al siguiente año lo haría un hombre y viceversa”.

Luego de que se manifestara en contra del presupuesto que solicitó el Senado para 2020 -de cuatro mil 085 millones de pesos-, el senador insistió en su postura.

“Hay un contraste en la lógica de continuar con los ahorros, restringiendo el gasto en la cúspide del poder político, por parte de la Presidencia de la República, pero en las Cámaras eso ya no se continuó.

“Todavía podemos ahorrar en viajes al extranjero y en muchas otras áreas se pueden hacer revisiones sobre los gastos. El análisis minucioso del presupuesto del Senado puede ubicar dónde se puede continuar ahorrando. La Presidencia de la República mostró que todavía puede ahorrar, pero el Senado no hizo un esfuerzo adicional”, consideró. (Fuentes: El Heraldo de México y Reforma)

Comentarios

Comentarios