Bajo amenaza, Cementos Fortaleza obliga a trabajar a empleados

Publicado mayo 10, 2020, 2:28 pm
FavoriteLoadingAdd to favorites 3 mins

MÉRIDA, 10 de mayo de 2020.- Pese las medidas de contingencia establecidas para evitar la proliferación del coronavirus Covid-19, continúa la obra de la construcción de la Planta de Molienda de Cementos Fortaleza, en la cual laboran poco más de 30 personas, denunciaron los vecinos de Flamboyanes, comisaría de Progreso.

El familiar de uno de los empleados, Josué Tun Hernández, aseveró que “los trabajadores fueron amenazados con no pagarles, por lo que no tuvieron otra opción”.

Denunció que es alto el riesgo de contraer el Covid-19, pues en la obra labora un grupo grande de personas, además que dicha construcción de no es una actividad esencial, como lo es un supermercado o una gasolinera.

Solicitó la intervención del gobierno federal para constatar la problemática que prevalece en el Polígono Industrial Progreso, dado el alto riesgo representa para la propagación de la pandemia, al mismo tiempo que son obligados a trabajar, pues de lo contrario, no les pagarían.

“Las familias de los trabajadores corren el riesgo de infectarse, sin embargo, los representantes de la empresa cementera no lo ven así”.

Confió en que en breve acudan las autoridades a constatar tales irregularidades, pues el alto riesgo para los pobladores de Flamboyanes.

Reprobó el desacato a la recomendación emitida por la Secretaría de Salud federal, así como del propio Gobierno del Estado y el Ayuntamiento de Progreso, de quedarse en casa para evitar la proliferación de la pandemia.

“Esta situación pone en mucha preocupación y molestia a los pobladores de la localidad que declaran tener familiares trabajando en ese lugar, quienes son obligados a continuar con las labores que no es de primera necesidad y que además ponen en riesgo a todos los trabajadores y sus familias”, acotó.

Cabe recordar que el 26 de septiembre de 2018 fue la puesta en marcha de la construcción de la Planta de Molienda de Cementos Fortaleza, en la que se invirtió 30 millones de dólares.

El inmueble estará compuesto por un área de proceso, otra de servicios generales, así como dos almacenes, uno de materias primas y otro para el producto terminado en sus variedades a granel y en sacos.

Asimismo, se estima que la Planta de Molienda de Cementos Fortaleza producirá alrededor de 250 mil toneladas anuales de este material, a través de equipos de última tecnología, los cuales darán resultados de alta calidad y propiciarán un ambiente de trabajo seguro para los colaboradores.