Aún no llega justicia para el guardián de las fórmulas de Sidra Negra y Soldado de Chocolate

Publicado marzo 02, 2021, 9:16 am
FavoriteLoadingAdd to favorites 3 mins

Revisando las redes sociales, constantemente la señora María del Socorro Góngora Albornoz ve publicaciones que recuerdan a la extinta embotelladora Sidra Pino y sus productos más apreciados: la Sidra Negra y el Soldado de Chocolate.

Para doña Mary, como la conocen cariñosamente sus amigas y sus compañeros del hospital donde trabaja, es inevitable acordarse también de la injusticia que sufrió su esposo a manos de Víctor Erosa Lizarraga, el directivo que llevó a la quiebra a la Sidra Pino.

Desde hace unos años hay litigio para lograr una indemnización justa al fallecido ingeniero José Luis Albornoz Lavadores, quien durante casi 40 años fue jefe de Producción y Control de Calidad de Sidra Pino.

Durante esas cuatro década el ingeniero fue el empleado más fiel, a tal grado que se llevó a la tumba el secreto mejor guardado de la empresa: la fórmula de la Sidra Negra y del Soldado de Chocolate.

Todo iba muy bien en la empresa hasta que llegó Víctor Erosa, quien llevó a la quiebra a la empresa y a la hora de liquidar al ingeniero Albornoz Lavadores, le ofrecieron solo 100 mil pesos, que él rechazó porque según sus cálculos, por los años que estuvo en la empresa, le correspondían 850 mil pesos.

Sin embargo, el ingeniero José Luis falleció sin lograr que le hicieran ese acto de justicia, y hasta hoy el litigio sigue a marcha muy lenta.

Incluso vía redes sociales doña Mary le reclamó al licenciado Luis Briceño, quien lleva el caso en la Junta de Conciliación y Arbitraje, la lentitud del litigio, que lleva más de ocho años.

Con la llegada de un nuevo gobierno federal, en 2018, la viuda del ingeniero de la Sidra Pino pensó que el caso se destrabaría, pero se ha llevado una gran decepción, pues incluso se ha vuelto más lento el caso, y el licenciado Briceño ya ni da la cara.

Por ese motivo doña Mary ha tenido que contactarlo vía redes sociales para ver si le responde.