Atribuyen a cementera daños a la salud de vecinos de Umán

Denuncian que la emisión de sustancias tóxicas podría aumentar ante la ampliación de la planta. Aseguran que hay desde la instalación de la fábrica hay aumento de enfermedades respiratorias.

289

El estado de salud de los pobladores de Umán se deteriora de manera acelerada, debido a la contaminación que desde hace más de una década genera la empresa cementera Holcim Apasco, denunciaron Manuel Poot Hernández y Felipa Euán Dzib.

Asimismo, resaltaron su preocupación por la ampliación de dicha iniciática privada, ya que la emanación de sustancias tóxicas ha provocado un aumento de problemas respiratorios entre los vecinos de éste municipio.

Euán Dzib dijo que el problema se remonta a la instalación de dicha empresa, hace poco más de una década.

Advirtió que con la ampliación la situación empeorará, por lo que buscan evitar un mayor daño a los pobladores.

Remarcó que “en 10 años, la contaminación ha aumentado de forma indiscriminada, afectando a los pobladores aledaños a las instalaciones de dicha iniciativa privada, dejando daños irreversibles en numerosas personas”.

Ante tal situación, la asociación “Ecología Verde” señaló que la producción de cemento es una fuente de emisión de dióxido de carbono (CO2) a la atmósfera, un gas que potencia el efecto invernadero producido por el cambio climático.

Usan mucha energía

Asimismo, aseveró que el problema de los hornos de producción de cemento es que son de grandes dimensiones, por lo que requieren una enorme cantidad de energía para conseguir temperaturas superiores a los dos mil grados centígrados.

Afirmó que la empresa expulsa todo tipo de emisiones como partículas de polvo, gases como dióxido de azufre, óxidos de nitrógeno, monóxido y dióxido de carbono.

También genera cloruros, fluoruros, compuestos orgánicos tóxicos y metales pesados.

“Es una verdadera bomba para el medio ambiente y para la salud de las familias umanenses”, alertó.

Por su parte, Poot Hernández comentó que “desde hace más de una década que la gente sufre de problemas físicos, enfermedades del sistema respiratorio, e incuso, efisema pulmonar, afectando principalmente a niños y personas de la tercera edad”.

Lamentó que hasta el momento, ninguna autoridad se ha interesado en dar una pronta solución al grave deterioro de la salud que sufren los pobladores de este municipio conurbado.

Ampliación de las instalaciones

Advirtió que “actualmente, la empresa amplía sus instalaciones, ya que para los dueños no hay inconveniente alguno para crecer y seguir contaminando”.

Aseveró que dicha iniciativa privada construye una bloquera, la cual, hasta el momento carece de Manifiesto de Impacto Ambiental (MIA), por lo que se comete un delito federal.

Explicó que ante tal situación, se asesoran con una asociación civil ambiental, para establecer una acción legal en contra de dicha empresa.

Añadió que ante todo, busca el bienestar de los pobladores de Umán, quienes son los más afectados por dicha empresa.

De acuerdo con la Procuraduría Federal de Protección al Medio Ambiente (Profepa), de 2003 a enero de 2016, Cementos de México (Cemex) tenía 37 quejas y se le acusó de contaminación de suelos, del aire, ruido y de la quema de basura para generar sus productos en diversas partes del país, tal el caso de Guerrero, Baja California Sur, Nuevo León, Jalisco, e Hidalgo.

Además, Profepa impuso 44 multas, de las cuales, 23 fueron referentes a Cemex, las restantes se vincularon a otras compañías como Mexalit, Cementos Apasco, Cementos Moctezuma, entre otras.

Comentarios

Comentarios