Artesanos de Yucatán se dicen deseosos de que arranque el Tren Maya

Publicado enero 28, 2021, 1:11 pm
FavoriteLoadingAdd to favorites 3 mins

El legado ferroviario de Maxcanú comenzó en los años 40, tiempo que estuvo marcado por historias y remembranzas de las personas que fueron testigos de esta época que está a punto de retornar, pero ahora con más auge, más brillo, más comercio y más turismo. Son precisamente los artesanos de esta comunidad los que se dicen ansiosos de que el Tren Maya inicie operaciones para que Maxcanú tenga “su momento de gloria”.

Señalaron que el Tren Maya traerá consigo desarrollo en la economía del Sureste del país, ya que detonará el ingreso de capital en muchos rubros, uno de los principales, es el incremento de ventas, nuevos mercados y el reconocimiento al trabajo que realizan los artesanos en las comunidades mayas.

El municipio de Maxcanú será donde se construya uno de los paraderos del Tren Maya. En los diferentes rincones del municipio de Maxcanú se pueden apreciar estas artesanías, comenzando con la platería, que ha tomado diversas formas con el ingenio y la creatividad que logran piezas únicas.

Las piezas únicas, de las más finas y calidad, son moldeadas con las manos del artesano Tomás Huchín, quien se dedica a este oficio desde hace más de 20 años, siendo uno de los que comentaron que “no ven la hora” de que el Tren Maya comience sus recorridos por Maxcanú, ya que su arte podrá incrementar su valor e incluso ser llevado por los compradores a cualquier parte del mundo.

El paso del Tren Maya en la región traerá para Librada Isabel Canul la posibilidad como artesana de poder comerciar más rápido sus bordados multicolores en piezas que plasman la alegría de los yucatecos, la cual tiene toda la esperanza puesta en esta estación del tren que pondrá en los ojos de los turistas que lleguen al municipio sus creaciones que expresan el colorido de la región.

Para Isabel lo más importante con la llegada del proyecto es que crecerá su negocio y con esto emplear a más personas.

Otra de las artesanas que se dijo entusiasmada porque inicie la operación del Tren Maya es Soila María Cocom Ek, quien en su casa empezó a armar sus prendas y bordarlas hasta que juntó lo necesario para tener su propio taller confeccionando exclusivas piezas que engalanan a hombres y mujeres de la región.

En conjunto todos estos artesanos son protagonistas en espera de construir una nueva historia, de tener una nueva oportunidad que también beneficie a todos los habitantes de Maxcanú.

El paso del Tren Maya es sin lugar a dudas un aliciente para miles de personas que como estos artesanos esperan los beneficios económicos que el turismo traerá a sus municipios.