Aprovechó el solitario amanecer para exhibirse sin ropa en la ventana de un niño

Publicado abril 21, 2020, 9:15 pm
FavoriteLoadingAdd to favorites 3 mins

MÉRIDA, 21 de abril de 2020.- Un depravado sujeto ha sido acusado de provocar serios dolores de cabeza a sus vecinos de Ciudad Caucel, pero el domingo pasado llegó demasiado lejos, al exhibirse sin ropa e incluso se masturbó delante de un niño de seis años que estaba entretenido con sus videojuegos.

El individuo aprovechó la soledad del amanecer para cometer este agravio, del cual no pensó que se procede contra él.

Completamente sin ropa, cruzó desde su vivienda hasta la casa donde estaba el pequeño, llamó a la puerta y luego se exhibió delante del menor a través de un ventanal.

No contento con este depravado acto, se masturbó mientra seguía exhibiéndose delante del niño, que llamó a su padre.

El sujeto, Román J.R.C., fue detenido pero hoy salió libre ya que la Fiscalía General del Estado (FGE) determinó que el delito cometido fue de faltas a la moral, pero en ningún momento estableció que hubo un allanamiento de morada.

La denuncia fue interpuesta por Eduardo L., quien reprobó la actitud de su vecino, y aseguró que las depravaciones del acusado ya rebasaron el límite de lo permitido.

Comentó que Román es su vecino de enfrente y vive con una persona de su mismo género, y desde hace un mes tienen relaciones sexuales en la sala, a la vista de todos, pues “ni siquiera tienen la decencia de correr las cortinas”.

Señaló que el pasado domingo 19, cerca de las seis de la mañana, su hijo de seis años de edad estaba en la sala de la casa, ubicada en Ciudad de Caucel.

En un momento dado, el vecino se percató que el menor estaba jugando solo, por lo que “se desnudó, cruzó la calle, tocó la puerta de la casa para luego asomarse en las ventanas de la sala, e inmediatamente se empezó a masturbar enfrente de mi hijo”.

Minutos después Román “cruzó a la calle para entrar a su casa, en tanto mi hijo me contó todo lo ocurrido, minutos después, regresó y en el porsche de mi casa nuevamente se empezó a masturbar, y cuando se percató que yo lo estaba viendo se fue corriendo, pero logré tomar fotos y videos de todo lo que hizo”.

El denunciante solicitó la intervención de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP), cuyos elementos lograron detener al sujeto e inmediatamente interpuso una denuncia penal.

Desafortunadamente, dijo, el depravado salió libre, y sin aplicarle multa alguna, pues la FGE sólo tipificó faltas a la moral.

Lo peor de todo, tampoco se le dio una orden de restricción, por lo que “en cualquier momento puede entrar a mi casa y efectuar sus depravaciones sexuales”.