Aparecen siete casos de rabia en ganado de Península de Yucatán

Publicado mayo 11, 2021, 11:20 pm
FavoriteLoadingAdd to favorites 3 mins

En la Península de Yucatán se registran los primeros siete casos de rabia animal, afectando a ganado, reveló la Secretaría de Salud federal al establecer que hasta el primer trimestre del año, Campeche está libre de esta mortal enfermedad.

Afortunadamente, la letal patología no afecta a personas, y en el caso de Yucatán, lleva más de dos décadas sin caso alguno.

De enero a marzo de este año, en la República Mexicana ya se confirmaron 87 animales con rabia, distribuidos en 15 entidades federativas, con una disminución del 4.4 por ciento con respecto al mismo período de 2020, cuando la suma fue de 91.

Asimismo, del total de casos, 85 eran animales de interés económico, es decir, ganado, así como un gato y una especie silvestre.

De acuerdo con el Centro Nacional de Programas Preventivos y Control de Enfermedades (Cenaprece), la mayor incidencia de ganado con rabia fue en Veracruz, con 18 animales, seguido de Nayarit, con 14; Hidalgo, 10; ocho en Guerrero, siete en Chiapas, y con seis, en Jalisco y Yucatán.

El único caso de animal silvestre con rabia fue en Nuevo León, mientras el gato fue en Veracruz.

En Yucatán, la problemática es 20 por ciento superior con respecto al primer trimestre del año anterior, cuando hubo un perro infectado y cuatro ganados.

Desde el punto de vista regional, la mayor distribución está en Yucatán, pues en Quintana Roo sólo hay un caso confirmado por laboratorio.

El coordinador del Programa de Zoonosis de la Secretaría de Salud de Yucatán (SSY), Daly Gabino Martínez Ortiz, desde hace más de 20 años que en el Estado no se registran casos de rabia en humano, transmitida por mascotas, por lo que es notable el logro obtenido con las campañas de vacunación.

Sin embargo, la mortal patología prevalece en la entidad y es transmitida por los animales silvestres, tal el caso de tejones, mapaches, zorrillos y murciélagos hematófagos, contagiado a perros y gatos, así como a animales de producción, tal el caso de vacas, toros, etc.

Tras la verificación de algún animal con hidrofobia, de manera inmediata se aplican las acciones en apego a la guía para la atención de foco rábico y a la NOM-011-SSA2-2011, para la prevención y contención de la rabia humana, así como en perros y gatos.