Amplían prisión preventiva a empresario Ermilo Castilla, lleva 3 años en el penal

Publicado agosto 07, 2022, 11:00 pm
FavoriteLoadingAdd to favorites 6 mins

De manera injusta e inconstitucional, el Juez de Control Luis Armado Mendoza Casanova, el pasado 29 de julio amplió el término de la medida cautelar de prisión preventiva a Ermilo Javier Castilla Roche, quien ya lleva más de tres años en el penal sin que inicie su respectivo juicio.

En la audiencia celebrada en el Juzgado Segundo de Oralidad Penal del Estado se aprobó la solicitud de los empresarios Fernando Ponce García y Juan Manuel Ponce Díaz, así como de de la Fiscalía General del Estado (FGE).
De tal manera, por sexta ocasión se amplió por seis meses la disposición, por lo que el afectado lleva tres años y medio sin que sea procesado.

La quinta medida cautelar venció el pasado martes 2, pero Mendoza Casanova se adelantó y le impuso una nueva disposición, la cual concluirá el 1 de febrero del 2023, por lo que llevaría cuatro años en prisión preventiva.

Lo peor de todo, no se estableció fecha alguna para efectuar la audiencia de continuidad del proceso legal.

El procedimiento del juez fue considerado como un hecho completamente inconstitucional, injusto, inhumano, inédito y violatorio de todas las Leyes y Códigos de Derechos Humanos Internacionales, Nacionales y Estatales; y cuyo único soporte son los actos de corrupción e influyentismo ejecutados por los empresarios Ponce García y Ponce Díaz.

Cabe destacar que Mendoza Casanova fue ratificado como Consejero de la Judicatura, nombramiento que enojó a las agrupaciones defensoras de mujeres, ya que se violó la recién aprobada Ley 3 de 3, ya que dicha figura pública es una persona violenta, pues ha golpeado a sus dos esposas.

De acuerdo con la información proporcionada, el pasado 9 de marzo de 2022, luego de 13 meses de espera, la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) emitió una sentencia favorable para resolver el amparo contra la inconstitucional prisión preventiva, dictada y prorrogada ilegalmente por el Poder Judicial en Yucatán en contra del empresario yucateco Ermilo Javier Castilla Roche.
En la Primera Sala, los magistrados de la SCJN analizaron y discutieron la solicitud de reasunción de competencia 174/2021 presentado por la ministra Norma Lucía Piña Hernández.
Durante la sesión se emitió la sentencia mediante la cual se resolvió la solicitud de reasunción de competencia 174/2021, para conocer del amparo en revisión 453/2021, del índice del Tribunal Colegiado en Materias Penal y Administrativa del Decimocuarto Circuito.
De acuerdo con la denuncia, el probable inculpado vendió terrenos de manera ilegal con la participación de su hijo y su madre, con un valor de mil 500 millones de pesos, haciendo uso de un poder que le concedió el quejoso en el 2004, pero la acusación fue revocada en 2011, según presume con presunta comparecencia ante Notario Público en esa fecha.
Pero, por razones turbias no perfeccionado ante las autoridades competentes de Quintana Roo, ni notificado al demandado, sino hasta fecha posterior a la transacción por la que se le acusa.
La venta de los inmuebles, de acuerdo con los resultados de las investigaciones, fue en efecto en 2013, pero a esa fecha ya existía una escritura de promesa de compraventa desde el año 2007 con las formalidades de ley, por lo que la compraventa del 2013 fue de hecho la ejecución de una transacción contratada desde años atrás.
A estas anomalías hay que sumar dos factores que llaman la atención, el primero, la inexplicable ineptitud del demandante y sus asesores y colaboradores, al demorar más de tres años en realizar los trámites de ley para perfeccionar una revocación de esta naturaleza.
En segundo término está el procedimiento judicial se inició en Quintana Roo, donde fue declarado infundado, puesto que las escrituras de compraventa del 2013 fueron debidamente ratificadas ante la Notaría en funciones, el Registro Público de la Propiedad, y el Archivo Notarial de ese Estado, con fecha anterior a que se dieran los avisos e inscripciones requeridas para hacer válida la revocación de poderes entre las partes hoy en conflicto.
De lo anterior se puede presumir que del resultado final de este juicio, que amerita aclarar aún no da inicio, pese a que el acusado lleva tres años en una prisión preventiva, innegablemente deja en evidencia un delito de simulación de actos jurídicos, ya sea por parte del demandado o del demandante, con graves consecuencias penales.
En mayo de 2018, Castilla Roche fue aprehendido con base a la segunda denuncia por fraude, ahora en Yucatán, que interpuso el empresario y exfuncionario estatal Fernando Ponce García, quien fuera el suegro del hoy detenido.
En el caso ventilado en el Centro de Justicia Oral de Mérida se involucró a Ermilo Castilla Ponce y a Noemí Roche Ancona, hijo y madre de Castilla Roche.