Amenazan con quemar a residentes estadounidenses en el puerto de San Crisanto

Publicado mayo 03, 2020, 7:14 pm
FavoriteLoadingAdd to favorites 4 mins

MÉRIDA, 3 de mayo de 2020.- La situación de los residentes estadounidenses que quieren regresar a su casa en el puerto de San Crisanto, donde viven de manera permanente desde hace varios años, se ha complicado pues mediante una orden judicial lograron que les dieran acceso en el filtro sanitario a la entrada del poblado.

Sin embargo, habitantes de San Crisanto les dieron alcance cuando los extranjeros estaban a unos metros su vivienda, y no los dejan que continúen avanzando.

Los pobladores tienen rodeados a la pareja que conforman Ronald R.J. y su esposa, ambos de la tercera edad, y les piden que se retiren pues la gente teme que sean portadores de Covid-19.

Ante la insistencia de los residentes de llegar a su casa, donde han ofrecido que se encerrarán y no saldrán hasta cumplir su cuarentena, los pobladores amenazan con quemarlos, incluso ya fueron por gasolina y les dicen que si no se van les prenderán fuego.

La pareja, como informamos, se ausentó 15 días para viajar a Estados Unidos por un problema de su hija que vive ahí. Tras resolver la situación en el extranjero, decidieron regresar a Yucatán, donde tienen residencia permanente.

Sin embargo, ayer que quisieron entrar a San Crisanto los retuvieron en el filtro sanitario, pese a que alegaron que son habitantes del puerto.

La gente no los dejó entrar y los amenazaron, ante lo cual los estadounidenses optaron por dar la vuelta e ir a casa de una amiga en el vecino Telchac Puerto.

Una vez ahí recurrieron a abogados que les tramitaron un amparo y lograron obtener una orden judicial que les permite el acceso a San Crisanto.

Con esa orden en mano llegaron hasta el filtro sanitario, donde no les quedo más remedio que acatar la orden del juez y se les permitió continuar su camino.

Sin embargo, cuando estaban por llegar a la casa los alcanzaron pobladores que amenazan con lincharlos e incluso prenderles fuego si no se van.

La gente no deja que entren al puerto ni la abogada de la pareja y tampoco permiten el acceso a una actuaria para que tome conocimiento de lo que está sucediendo al no acatarse la orden de un juez.

La actuaria también tenía la encomienda de notificarle a la comisaria municipal para que permita que los estadounidenses puedan entrar al puerto y ocupar su predio.

Al principio lograron comunicarse con el alcalde de Sinanché, Felipe de Jesús Rojas Escalante, quien ofreció devolverles la llamada para resolver el asunto, pero luego de varias horas no lo ha hecho.

El incidente en el filtro sanitario ocurrió aproximadamente a las 9:30 de la mañana, cuando Ronald R.J. y su esposa, ambos de 68 años, trataron de entrar nuevamente a San Crisanto.

Al lugar se presentó incluso el alcalde Rojas Escalante, quien dijo que le respondería legalmente al amparo que mostraban los extranjeros.