Amenazan con mostrar a un equipo de futbol la prueba de amor que dio vía celular

Publicado noviembre 15, 2019, 3:44 pm
FavoriteLoadingAdd to favorites 3 mins

Una estudiante de derecho fue vinculada a proceso penal debido a que amenazó a otra joven con publicar en redes sociales unas fotos íntimas que la víctima le envió a su novio como “prueba de amor”.

Se desconoce cómo es que la acusada, María C.G.V., consiguió las fotos de la agraviada, pues ella solo se las envió a su novio, de nombre Pedro H.R., quien también podría ser procesado por divulgar imágenes íntimas de una mujer, acto conocido comúnmente como “pornovenganza”.

En caso de que el novio haya proporcionado las fotos a la procesada, podría enfrentar una pena que va de uno a cinco años de prisión, de acuerdo con la nueva legislación vigente en Yucatán, que sanciona lo que en redes sociales se conoce como “pasar el pack” para afectar a una persona, principalmente mujeres.

A la estudiante de derecho se le advirtió que por ahora se le procesa por las amenazas de publicar las imágenes íntimas, pero en caso de que las divulgue su caso se agravaría y podría recibir la mencionada sanción de uno a cinco años de prisión.

De acuerdo con la carpeta de investigación, la víctima L.S.D.G., de 22 años, comenzó una relación de novios con Pedro H.R., quien el pasado 18 de octubre le pidió como “prueba de amor” que la joven le enviara unas fotos íntimas.

Ella accedió con la condición de que Pedro las borraría inmediamente luego de verlas.

Cuatro días después la joven comenzó a recibir mensajes de Whatsapp y llamadas de María, quien luego de insultarla la amenazó con publicar las fotos íntimas que L.S.D.G. le había enviado a Pedro.

Le dijo que las exhibiría en redes sociales, en el trabajo de la víctima y en los grupos donde convive la joven.

Cansada porque el hostigamiento continuó en los días siguientes, la agraviada denunció los hechos y se inició el proceso legal contra María, a quien le impusieron la medida cautelar de no acercarse a la víctima o su casa, trabajo y escuela, y someterse a la vigilancia del Centro Estatal de Medidas Cautelares.

Se otorgó un plazo de 45 días para las investigaciones complementarias del caso.

Las jóvenes se conocen porque ambas juegan en un equipo de futbol, pero la presunta acosadora siempre ha manifestado animadversión por la agraviada.

Como parte de las amenazas, le dijo que exhibiría las fotos a todas las integrantes del equipo de futbol.