Alcalde del cambio en Progreso, pero con estilo Borge

Publicado febrero 19, 2019, 1:10 pm
FavoriteLoadingAdd to favorites 3 mins

Radar Político/Columna

Tras la caída del borgismo en Quintana Roo, su jefe de “trolles” y “bots”, Lino Magos Acevedo, buscó refugio en el puerto de Progreso, de donde es originaria su esposa, y ahora aparece como asesor del alcalde Julián Zacarías Curi, quien sigue una senda muy parecida a la del encarcelado político quintanarroense en cuando al manejo de su estrategia de comunicación e imagen.

En medio de la crisis que enfrenta el ayuntamiento de Progreso, por la tragedia en el restaurante bar Mocambo, que cobró la vida de tres personas, incluyendo una niña, el presidente municipal progreseño ha evidenciado la mala asesoría de su consultor de imagen borgista, que en lugar de rectificar los errores en declaraciones y boletines del ayuntamiento del puerto, se dedica a atacar mediante “trolles” a quienes han expuesto las irregularidades que prevalecen en el vecino puerto, y las cuales se esperaban que cambiaran con la llegada del PAN al poder.

El estilo de operar de Lino Magos se notó desde la campaña electoral, cuando cientos de “bots” se dedicaron a denostar a los contrincantes de Zacarías Curi, y en premio el entonces alcalde electo lo integró al equipo de transición en medio de fuertes críticas porque sus vínculos con el borgismo en Quintana Roo.

Sobre Magos Acevedo pesan graves antecedentes, como el encarcelamiento y desprestigio contra el periodista maya Padro Canché Herrera, quien irregularmente estuvo preso varios meses acusado de sabotaje contra el organismo de agua potable de Quintana Roo.

Por este caso el gobierno de Roberto Borge tuvo que aceptar una recomendación de la Comisión Nacional de Derecho Humanos, y tuvo que ofrecer una disculpa pública al periodista de la zona maya.

Linos Magos también fue obligado a disculparse, pero lo hizo de mala gana. También se le recomendó por parte de la CNDH tomar unos cursos sobre libertad de expresión.

Este escándalo le valió a Lino Magos su salida de la Defensoría Pública del Estado del gobierno de Quintana Roo, donde fue incrustado en premio a los ataques contra periodistas a los que Borge consideraba enemigos.

Entre esas agresiones hubo casos inéditos en México de ataques a la libertad de expresión, como suplantación y clonación de portadas, y otras irregularidades contra publicaciones como Luces del Siglo y Noticaribe, que fueron de sus blancos favoritos.

Todo indica que Lino Magos no aprovechó los cursos sobre libertad de expresión, y ya está operando en Progreso al estilo Borge en Progreso, donde la sociedad exige respuestas, más que ataques de “trolles” y “bots” contra voces que señalan lo que está funcionan bien en el puerto.

One Comment to: Alcalde del cambio en Progreso, pero con estilo Borge

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.