Agresiva temporada de ciclones respetó patrimonio arqueológico e histórico de Yucatán

Publicado diciembre 14, 2020, 1:54 pm
FavoriteLoadingAdd to favorites 4 mins

Los diversos fenómenos hidrometeorológicos que recientemente impactaron en México sólo provocaron un daño intermedio en el patrimonio arqueológico e histórico de Yucatán, específicamente, en la iglesia de Tekantó, informó el delegado del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), Eduardo López Calzada.

En el caso de las zonas arqueológicas, comentó que “fueron daños menores”, específicamente con inundaciones en determinadas áreas así como árboles caídos, principalmente, incidentes que de manera inmediata fueron atendidos.

“Afortunadamente, no pasó a más, sólo fueron daños menores en los sitios, y muy pocos”, a consecuencia del paso de las tormentas tropicales, huracanes y frentes fríos, tal el caso de Cristóbal, Gamma, Delta y Zeta.

Señaló que en todo momento se buscó la protección del turista, motivo por el cual, los sitios fueron cerrados al público y se reabrieron cuando las condiciones eran óptimas.

El funcionario destacó la labor del Comité del Patrimonio Cultural de Yucatán para la protección del patrimonio, por lo que se realizan los respectivos trámites para la obtención de recursos a través del Fondo de Desastres Naturales (Fonden).

Recordó que el pasado 3 de junio se derrumbó parte de la estructura de la parroquia de San Agustín, en Tekantó, a consecuencia de las fuertes lluvias y la humedad que provocó el huracán Cristóbal, motivo por el cual, de manera inmediata actuaron los especialistas del INAH-Yucatán.

Agregó que a la contingencia por Covid-19, cerraron las 178 zonas arqueológicas abiertas al público así como los 101 museos del país, y seis meses después abrieron algunos de ellos, y en el caso de Yucatán están las urbes mayas de Chichén Itzá, Dzibilchaltún. Ek’Balam, Izamal, Mayapán, Uxmal e Xcambó.

Aún no hay fecha alguna para la reapertura de Acanceh, Aké, Chacmultún, Grutas de Balamcanché, Grutas de Loltún, Kabah, Labná, Oxkintok, Sayil e Xlapac.

López Calzada presidió la firma protocolaria del “Convenio general de colaboración académica y protección del patrimonio cultural”.

El objetivo es establecer los lineamientos para la formalización de acciones conjuntas, en las materias de investigación científica sobre antropología e historia, conservación y restauración del patrimonio cultural arqueológico, histórico y paleontológico relacionados al patrimonio del ecosistema kásrtico del Estado.

La secretaria de Desarrollo Sustentable, Sayda Rodríguez Gómez, informó que en la entidad hay tres mil 20 cuerpos kársticos, de los cuales, dos mil 690 son cenotes, y el resto son grutas.

“Los cuerpos kársticos hay objetos precolombinos así como fósiles, y desafortunadamente, también plásticos, bolsas y residuos de todo tipo”, acotó durante el evento efectuado en el Museo Regional de Antropología e Historia “Palacio Cantón”.

Por ende, consideró estos cuerpos kársticos como patrimonio biocultural, de ahí la importancia de su conservación.