Agotan en una hora refresco sabor Sidra Negra

La venta estaba proyectada para durar tres horas, pero mucho antes se terminaron las 200 cajas que se dispusieron para este domingo, en el antiguo expendio de Sidra Pino, en la esquina de la calle 63 con 72 del barrio de Santiago.

10038

Un rotundo éxito resultó la venta del refresco sabor Sidra Negra que hizo este domingo El Cardenal Cantina, en el antiguo expendio de la Sidra Pino, ubicado en la calle 63 con 72, enfrente de la antigua planta de la embotelladora yucateca.

Muchos nostálgicos por este sabor, pero también muchos jóvenes e incluso gente llegada de otras partes a residir en Mérida se trasladaron hasta el punto de venta, y en una hora con 15 minutos agotaron las 200 cajas que dispusieron para la ocasión.

Aunque el producto solo se vendía por caja, a razón de 700 pesos cada una, con 24 botellas, no tuvieron que pasar las tres horas programadas para la venta del refresco que asemeja el sabor de la mítica Sidra Negra de la ya extinta Sidra Pino, una embotelladora que también tenía otros sabores y bebidas como el recordado Soldado de Chocolante.

Desde que comenzó la venta a las 11 de la mañana se formó una cola de algunos metros para comprar el refresco, que se vendió en envases de cristal, pero sin utilizar el original ya que, según explicó Said Farah Ceh, impulsor de este proyecto y de El Cardenal Cantina, no tienen los derechos de autor de la Sidra Negra.

El joven emprendedor e impulsor cultural aclaró que no es un producto de la Sidra Pino, sino que gira alrededor de la nostalgia que se tienen por los refrescos de esa embotelladora a la que los yucatecos le tienen mucho cariño.

El local donde se vendió esta nueva bebida era el antiguo expendio de la Sidra Pino, pero ahora el inmueble le pertenece a El Cardenal Cantina.

Muchas personas se quedaron con las ganas de comprobar si este producto en verdad tiene el sabor de la Sidra Negra, porque se agotó en cuestión de 75 minutos.

Otras personas llegaron a comprar una unidad y se les indicó que no la estaban vendiendo de esa manera sino que tendrían que comprar la caja con 24 botellas.

Los vendedores les recomendaban que si querían solo una botella podrían comprarla en El Cardenal, a una cuadra de distancia, sobre la calle 63.

No faltaron los sorprendidos por el precio, pues se les hizo algo caro pagar 700 pesos por caja.

Por ahora no hay programada una nueva venta masiva del producto, y solo está disponible en El Cardenal.

Comentarios

Comentarios