Acusan al alcalde de Umán de fomentar grave daño ambiental

Aunque una cementera carece de manifiesto de impacto ambiental, el alcalde Freddy Ruz Guzmán pretende autorizar la ampliación de la planta, y ya asignó terrenos para crear un banco de material pétreo, denuncian pobladores.

466

A pesar de que la empresa cementera establecida en Umán carece del Manifiesto de Impacto Ambiental (MIA), el alcalde Freddy Ruz Guzmán pretende autorizar la ampliación de la planta, lo que pondría en riesgo la salud de la gente, denunciaron vecinos del municipio conurbado.

Además, señalaron, el edil intenta asignar terrenos para crear un banco de material pétreo, lo que provocaría un grave daño al medio ambiente.

Lo peor de todo, el presidente municipal hace caso omiso a las solicitudes enviadas por los pobladores, afirmó Maximiliano Herrera Canché, uno de los afectados, quien reprobó la actitud del funcionario.

Explicó que la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) informó que Cementos Apasco aún no entrega el procedimiento de impacto ambiental sobre obra alguna obra a efectuarse en Umán.

La dependencia federal no tiene registro alguno de algún proyecto ingresado por dicha empresa establecida en el predio ubicado en el tablaje 1393 de dicho municipio, por lo que cualquier actividad sería un delito de orden federal.

Herrera Canché abundó que el presidente municipal insiste en dar el permiso para el desarrollo del proyecto Quetzal, referente a la molienda de cemento de dicha Sociedad Anónima (SA) de Capital Variable (CV).

Enfatizó que a poco más de 10 años de la instalación de dicha empresa cementera, cada vez es mayor el deterioro de la salud de los vecinos de Umán, problema que aumentará con la autorización de la planta de molienda.

Añadió que la Unidad de Transparencia de la Semarnat les entregó un documento, en el cual se establece que la empresa carece del MIA de la dependencia federal.

Mencionó que también se debe de efectuar una encuesta entre los pobladores, referente a la ampliación de la empresa, pero hasta el momento no de lleva al cabo.

Indicó que Ruz Guzmán pretende establecer una alianza con los regidores para que el cabildo apruebe la ilegal designación de 500 hectáreas al Grupo Industrial Productos de Concretos Peninsulares SA de CV (Procon), la cual proyecta la creación de un gran banco de extracción de material pétreo.

Comentó que el edil pretende entregar a Procon la licencia para la extracción del material lítico, ya que dicha compañía quiere perforar hasta ocho metros por debajo del nivel del suelo.

Aclaró que el terreno asignado está a un costado de la carretera Mérida-Campeche, y advirtió que con la autorización de crear un banco de materiales, “se devastará una importante extensión del monte que hay en Umán, el cual mantiene el equilibrio del medio ambiente”.

Lo peor de todo, dijo, provocará un severo daño al manto freático, ya que se pretende perforaciones de ocho metros, es decir, al mismo nivel del agua.

Actualmente, son diversos los sitios de extracción de roca que fueron abandonados y que hoy son basureros, por lo que la contaminación es notable además que son reservorios de numerosas plagas, las cuales ponen en riesgo la salud de los yucatecos.

Comentarios

Comentarios