Acusan a poderosa familia de burlarse de las autoridades en Chocholá

Publicado enero 29, 2019, 6:33 am
FavoriteLoadingAdd to favorites 3 mins

La familia Abraham Mafud se burla de las autoridades judiciales, afirmó la comisaria de Chocholá, Claudia Fabiola Cob Durán, ya que a pesar del amparo de medidas cautelares continúan con la construcción de la calera Oxxica y del banco pétreo de la constructora Proser.

Lamentó la actitud de las delegaciones gubernamentales establecidas en el Estado, ya que a pesar del riesgo hasta el momento no efectúan acciones para detener las obras, así como para verificar el impacto al ecosistema.

Incluso, consideró de “descarada” la actitud de dichos empresarios al violar las leyes y desobedecer la orden dictada por un juez.

Manifestó la preocupación de los ejidatarios ante el grave riesgo que representará la puesta en marcha de dichas empresas, ante el deterioro de su salud y del medio ambiente de la región.

“La puesta en marcha de la calera Oxxica y del banco pétreo de la constructora Proser, empresas de familia Abraham Mafud, ponen en riesgo las actividades agropecuarias de Chocholá, así como el medio ambiente del Estado, e incluso, la salud de los yucatecos”, acotó.

En el municipio hay más de 100 apicultores, cuya actividad está en riesgo ante el grave daño que pueda sufrir el medio ambiente.

Acusó a dichos empresarios de desacato, ya que continúan con la construcción de la calera, la cual se ubica a un costado de la carretera Mérida-Campeche.

Resaltó que actualmente hay un litigio para impedir la puesta en funcionamiento de la calera Oxxica, en el cual, en marzo de 2018, en el Juzgado de Distrito se determinó la suspensión de las obras de construcción de la misma, pero recientemente inició el desacato.

Informó que “los ejidatarios de Chocholá observan que a diario ingresan camionetas cargadas con material de construcción así como de alarifes, por lo que es obvio que los trabajos continúan”.

“Los ejidatarios de Chocholá están dispuestos hasta dar su vida con tal de proteger el patrimonio de sus hijos”, aseguró.

Explicó que el dueño de Oxxica, Carlos Abraham Mafud, acaparó 612 hectáreas de los ejidos de Chocholá, de los cuales destinó siete para la calera, y otra parte se la entregó a su hermano, propietario de la constructora Proser, para instalar un banco pétreo.

Actualmente, Chocholá tiene 565 ejidatarios que se ven afectados por dichos empresarios, ya que los despojaron de sus tierras.

Leave a Reply

  • (not be published)