Activistas nacionales exigen resolver atentado a doctora en salud sexual

Publicado marzo 23, 2018, 6:53 pm
FavoriteLoadingAdd to favorites 7 mins

Con la premisa de demandar la intervención del gobierno, exigir una investigación inmediata y solicitar que se garantice el hostigamiento de grupos católicos fundamentalistas,  activistas nacionales y locales de la Red Nacional de Defensoras de Derechos Humanos en México (RNDDHM) se reunieron hoy para apoyar a la doctora Sandra Peniche Quintal, promotora de los derechos humanos en el estado, directora de la Clínica Servicios Humanitarios en Salud Sexual y Reproductiva y víctima recientemente de un ataque que pudo dejarla sin vida.

En evento se llevó al cabo en la sede de Unasse (Unidad de Atención Psicológica, Sexológica y Educativa para el Crecimiento Personal A.C.), en simultáneo con la Oficina del Gobierno del Yucatán en CDMX. Contó con la participación en ambos sitios de mujeres que forman parte de agrupaciones que velan por los derechos humanos en todo el país y que, juntas, integran RNDDHM.

Lo paradójico del evento en Mérida fue que se realizó sobre la calle 47 –Entre 54 y 56 de la Colonia Centro- enfrente de la agrupación católica “Paternidad Responsable”, que está firmemente en contra del aborto, en clara contraposición a Unasse, donde se promueve la educación sexual y están a favor del aborto. Paternidad Responsable se encuentra en plena campaña (a punto de concluir) por “40 Días por la Vida” y desde hace más de 30 días se manifiestan con rezos constantes frente a la clínica donde labora al doctora Sandra ya que repudian su trabajo y, sobre todo, que allí se realicen abortos legales (bajo la Norma 046).  El local de Paternidad Responsable estaba cerrado a la hora del evento de Unasse.

ADVERTENCIAS SIN INTERVENCIÓN

La carta que formularon los integrantes de RNDDHM está dirigida al gobernador Rolando Zapata Bello, a la alcaldesa María Dolores Fritz Sierra y a otros funcionarios de gobierno estatal y municipal. Los activistas reclaman una investigación inmediata al intento de asesinato que sufrió la doctora Peniche Quintal el 13 de marzo pasado, cuando un hombre -en teoría fuera de sus facultades mentales- le clavó un desarmador en el vientre en un ataque en la calle y a plena luz del día. La doctora está bien, aunque ella asegura que fue un intento premeditado y doloso de asesinarla.

“La agresión física contra esta defensora pudo evitarse ya que la médica, en reiteradas ocasiones, había advertido a las autoridades y a la Comisión de Derechos Humanos de Yucatán del hostigamiento que recibía de parte de grupos conservadores, pero nunca intervinieron”, manifiestan en la carta.

También hace alusión a los rezos frente a la clínica que dirige la doctora Peniche Quintal de los manifestantes de “40 Días por la Vida”, “Que incitan al odio y a la violencia contra quienes ejercen de manera plena su derecho a la salud sexual”, expresan.

Aidé García forma parte de la agrupación “Católicas por el Derecho a Decidir” y fue una de las activistas que acompañó hoy a la doctora Sandra. Manifiesta que es necesario que se respete la libertad de conciencia de las mujeres “Porque con sus rezos no van a suplir la conciencia de nadie y es necesario que sean congruentes con lo que profesan con su fe, si es que la tienen”, remarca.

Asimismo, Julia Escalante, del Comité de América Latina y del Caribe para la Defensa de los Derechos de la Mujer, se pregunta cómo es posible que en uno de los estados más seguros del país, las autoridades sean omisas de este tipo de casos y condena enérgicamente los ataques a la doctora Peniche Quintal.

 

TEJIDO SOCIAL DETERIORADO

Agradecida por el apoyo, la médica está segura que la situación que está viviendo hoy día es una afrenta y una violación a los derechos humanos “¿Qué esperan, mi cadáver para sacarlos de allí?”, se pregunta y asegura que no lo conseguirán.

También Sandra desmitifica el estado de continua seguridad que se vive en Yucatán. “Hace quizás 10 o hasta cinco años podíamos hablar de un estado seguro, pero ahora no porque el tejido social está muy deteriorado y eso se observa en los índices de drogas, alcohol y riñas que se viven ¡Los problemas están gritando!”, reclama.

Sobre el intento de asesinato del que fue víctima, la doctora señala que el agresor se encuentra internado en el Hospital Psiquiátrico pero que aún no se le hace un diagnóstico de su caso y así no avanza el proceso judicial para determinar si el agresor es imputable o no. Por el momento nadie se ha comunicado con ella del gobierno y tampoco le han determinado plazos para ver cómo avanza el caso.

Las activistas esperan una respuesta a carta que hoy presentan ante funcionarios en un tiempo prudente, de acuerdo a la magnitud e importancia del caso.- CGO.

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.