Abuelito siente arder su escarabajo en Lindavista… y corre

De la nada, el fuego empezó a consumir el vehículo, y el conductor al percatarse, decidió correr y refugiarse en un depósito de gasolina. El fuego fue controlado gracias a la ayuda de una persona que se encontraba en el lugar.

506

Un Volkwagen Sedán, de esos conocidos como escarabajos, pero los auténticos, se incendió de la nada mientras era conducido en el fraccionamiento Lindavista.

El percance sucedió alrededor de la una de la tarde, cuando José Rosado, de 72 años, manejaba sobre la calle 27 A de dicho fraccionamiento.

Al llegar al cruce con la calle 44 A, se percató que en la parte posterior del motor empezó a salir humo.

Al ver esto, don José paró su recorrido y se bajó del auto para verificar, percatándose que la cablería del motor era consumida por las llamas.

El abuelito no quiso ser víctima de algún accidente y decidió huir rápidamente del lugar, hasta llegar a un depósito de gasolina.

Por fortuna, a unos metros del lugar se  encontraba un taller mecánico, y el dueño al ver lo que sucedía, decidió apoyar y logró apagar el incendio. La causa del siniestro fue un cortocircuito.

Comentarios

Comentarios