A dos semanas de la orden gubernamental, aún laboran empresas no esenciales

Publicado abril 15, 2020, 5:10 pm
FavoriteLoadingAdd to favorites 3 mins

MÉRIDA, 15 de abril de 2020.- A dos semanas de que el gobernador Mauricio Vila dispuso la suspensión de actividades en empresas y negocios no esenciales, todavía siguen funcionando varios de estos establecimientos, algunos a puerta abierta y otros a escondidas.

Tras la clausura de una fábrica de plástico en la colonia Miraflores (de lo cual informamos en nuestra edición de ayer), se han reanudado las denuncias ciudadanas que llegan a la redacción de Yucatán Ahora denunciando a empresas que siguen laborando, a pesar de que no son esenciales para afrontar la emergencia sanitaria por Covid-19.

Algunas de estas empresas, denuncian empleados, familiares de trabajadores y gente que vive cerca, trabajan sin las medidas de protección necesarias para evitar contagios del coronavirus.

Entre estos establecimientos mencionan a Optivosa, dedicada al giro de papelerías, que funciona en la calle 99 con 66 (centro sur de Mérida).

De acuerdo con los informantes, son más de 40 colaboradores que están trabajando a puerta cerrada y los obligan a ir sin uniforme para que nadie sospeche.

Incluso aseguran que laboran allí personas mayores de 60 años, las cuales por su edad deberían enviarlas a casa con goce de sueldo.

Otras personas denuncian que también sigue operando el área de producción de la empresa Botanas La Lupita. Consideran que esta compañía no debería estar trabajando porque no forma parte de la cadena esencial de alimentos, pues elabora fritangas y productos altamente procesados, calóricos y de bajo nivel nutritivo.

También sigue funcionando el call center de Grupo Asis, una empresa de cobranza y recuperación de cartera, donde los empleados trabajan sin ningún tipo de medida de protección contra el coronavirus.

Los cubículos donde laboran los empleados no guardan la mínima distancia, por el contrario, están “achocados” para que entre más gente, además de que los espacios son muy reducidos.

Para hacer las llamadas telefónicas, utilizan una diademas que nunca se desinfectan. No hay cubrebocas ni gel antibacterial para los empleados.

También nos reportan que sigue funcionando el hotel Zar ubicado en Prolongación Montejo con Circuito Colonias, cerca del paso a desnivel.

Aquí cabe señalar que algunos hoteles siguen funcionando porque tienen entre sus huéspedes a personal que labora en tareas esenciales para combatir el Covid-19.

Otros aún tienen huéspedes extranjeros que por la contingencia no pudieron salir hacia sus países, pero deben estar a puerta cerrada.

Otras personas nos reportan que están funcionando varias ferreterías, pero este tipo de negocios están considerados en la lista de establecimientos que pueden seguir laborando.