Yo no olvido al año viejo: ganadores y perdedores de 2018

Los que no olvidan el año por las cosas buenas: Andrés Manuel López Obrador, Mauricio Vila, Renán Barrera, Huacho Díaz Mena y Morena Yucatán. Los que quisieran que 2018 nunca hubiera existido: Mauricio Sahuí, Víctor Caballero, Rolando Zapata y el PRI.

407

Radar Político/Columna

“Yo no olvido al año viejo, porque me ha dejado cosas muy buenas”, dice una de las estrofas de la emblemática canción para despedir al año que inmortalizó a Tony Camargo.

El popular cantante, quien vive en Mérida desde hace varios años, sin duda se refería a la buena fortuna que le dejó algún año por ahí de la década de los 40 o 50, pero su letra todavía aplica para muchos, a los que les fue bien en este 2018… pero también para algunos tal vez sea un año para olvidar.

Vamos a ver. Sin duda quienes no olvidan el 2018 por las cosas tan buenas que les dejó son el gobernador Mauricio Vila y el presidente Andrés Manuel López Obrador, quienes consiguieron sus objetivos de llegar a la gubernatura de Yucatán y la presidencia de México.

Si bien para ninguno de ellos ha sido fácil, por el desastre administrativo, pero sobre todo financiero que les dejaron sus antecesores, sin duda fue un buen año para sus objetivos políticos.

Renán Barrera

También quien no puede olvidar el año viejo por lo positivo es el alcalde Renán Barrera Concha, a quien todavía no se le borra la sonrisa por la victoria tan contundente que obtuvo en Mérida.

Al principio algunos dudaron que pudiera obtener una victoria holgada, teniendo en cuenta que ya había sido alcalde en una ocasión y, como sea, gobernar desgasta, pero Renán Barrera no solo ganó por amplio margen, sino que su triunfo en Mérida hizo recordar aquellas victorias épicas de los años 90, cuando Acción Nacional ganó Mérida por primera vez (y se le reconoció) y rompió el monopolio priista en la capital yucateca.

Huacho Díaz Mena

Otro ganador de 2018 es Joaquín Díaz Mena, quien si bien se quedó a medias en su intento de la gubernatura, hoy es representante del gobierno federal en Yucatán.

Tal vez no será el superdelegado que se mencionó al principio, pero tendrá presupuesto y jugada política con el manejo de los programas sociales de la Presidencia de la República.

Morena Yucatán

A quienes también 2018 fue un buen año de cosecha son los morenistas de Yucatán, que pasaron de ser una opción política marginal a ser una fuerza política que en algunas zonas superó al PRI y al que relegó al tercer lugar, como sucedió en ambos distritos electorales federales por Mérida, donde la batalla quedó entre PAN y Morena.

Incluso durante el recuento de votos en el III Distrito el PRI se retiró porque dijo que no tenía nada que hacer ahí, porque no tenía nada que luchar, y dejó el campo libre para que Morena y el PAN pudieran dirimir sus diferencias.

Los que quieren olvidar

Sin duda los que quisieran que 2018 nunca hubiera existido son el PRI y todos sus candidatos perdedores en Yucatán representados por Mauricio Sahuí Rivero, quien se quedó con las ganas de ser gobernador; Víctor Caballero Durán, quien pese a la “monstruosa” estructura que decían lo respaldaba, terminó con una derrota que lo dejó más cerca del tercer lugar que del primero.

Otro perdedor de esta camada es el ex gobernador Rolando Zapata Bello, quien presumía de ser el mejor gobernador del país, pero esa supuesta simpatía no se reflejó en votos para su partido.

También son perdedoras todas aquellas instituciones a las que López Obrador mandará al diablo, y varias de ellas ya sienten pasos en la azotea al ser “castigadas” en sus presupuestos para 2019.

Comentarios

Comentarios